Reserva de horas
¿Olvidó su Clave?  
Ingresar Recuperar contraseña  
Usuario Contraseña
 




 

Cómo evaluamos nuestro estado nutricional?

Para evaluar el estado nutricional se utiliza el Índice de Masa Corporal.
El Índice de Masa Corporal (IMC), es un valor relativo del peso en relación a la altura de una persona, y es un indicador global del estado nutricional.


Se calcula de la siguiente forma:
Ahora hazlo con tus datos:

 

Clasificación del Estado nutricional según IMC

Para adultos de 18 a 64 años


≤ 18,5: Enflaquecido
18,5 a 24,9: Normal
25,0 a 29,9 Sobrepeso
30,0 a 34,9 Obesidad Grado 1
35,0 a 39,9 Obesidad Grado 2
≥ 40 Obesidad Grado 3 o mórbida

 


Alimentación Saludable
Antes de comenzar a hablar de alimentación saludable debemos decir y aclarar que no es estar a "Dieta", o a "Régimen" sino que significa que mediante la alimentación estamos aportando todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. No es prohibir
ni eliminar alimentos sino aprender que podemos comer de todo siempre y cuando logremos el quilibrio de gastar lo que nos comemos.

¿Por qué debemos preocuparnos de aprender a comer sano?
Porque se ha demostrado que una buena alimentación previene las enfermedades crónicas como: obesidad, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, osteoporosis y algunos tipos de cáncer.

¿Cómo podemos lograrlo?
No es difícil, solo debes tener las ganas de cambiar lo que muchas veces por años hemos hecho mal. Eso se logra aprendiendo y para ello es que hoy te entregaremos indicaciones básicas para partir tú cambio y el de tú familia hacia una vida más sana.

¿Qué debemos hacer?
Junto con tú familia deben organizar sus horarios de alimentación considerando todas las actividades cotidianas q cada uno realiza, nunca olvides que el cambio es familiar, todos debemos luchar por estar mejor y tener una mejor calidad de vida que es lo más importante.

Además deben aprender cantidades y preferir calidades de alimentos a consumir a diario, dejando para ocasiones especiales aquellos alimentos que no sean de muy buena calidad nutricional, como aquellos que contienen grandes cantidades de azúcar y grasa por ejemplo.


A continuación te entregamos una serie de consejos para elegir una alimentación saludable junto a tu familia:

Planifiquen por lo menos 4 tiempos de comidas. Por ejemplo: desayuno, almuerzo, once y cena, otra opción sería incluir colaciones: desayuno, colación, almuerzo, colación, once. No dejen que pasen más de 4 horas sin consumir alimentos.

A diario tomen un desayuno a base de lácteos descremados (leche descremada blanca, con sabor, cultivada; quesillo, yogurt) pan o cereales para el desayuno y fruta o jugo de fruta.
Si sienten hambre a media mañana o tarde, incluya colaciones a base de frutas o lácteos descremados o frutos secos (nueces, almendras, maní, etc.). Los niños deben llevar de colación para sus recreos a partir de estos mismos alimentos.


A la hora del almuerzo recuerden consumir a diario verduras ya sea como ensaladas, guisos, cremas, etc. Cuando las coman como ensaladas agreguen poca cantidad de aceite, privilegiando otros
condimentos como el jugo de limón o el vinagre.


Prefieran carnes con bajo contenido de grasa como: pescados, pollo, pavo, en caso de comer vacuno privilegie cortes como posta negra y rosada, filete, lomo liso. Prepárenlas al horno, a la parrilla, al vapor, o cocidos en agua. Consuman cantidades moderadas de acompañamientos como: arroz,
fideos, papas, choclo, arvejitas o habas. No los elimines, son muy necesarios para nuestro organismo. A lo menos 2 veces a la semana reemplacen las carnes con acompañamiento por leguminosas como: lentejas, garbanzos, porotos.

Elijan postres a base de fruta. Si desean beber algún líquido, prefieran agua, jugos o bebidas dietéticas.

A la hora de la once echen a volar la imaginación para preparar sándwich entretenidos en panes como molde integral, pitas integrales o en tortillas (tipo mexicanas) rellenas con verduras más quesillo, pollo, atún, salmón, jamón de pavo, etc.

En la cena traten de comer preparaciones livianas a base de verdura y carnes bajas en grasa.
Nunca olviden que la alimentación es uno de los placeres de la vida, solo necesitan aprender a
usar los alimentos en las ocasiones que corresponda hacerlo.

 

Guías Alimentarias - Ministerio de Salud, Chile

1. Consume 3 veces en el día productos lácteos como leche, Yogurt, queso fresco o quesillo, de preferencia semidescremados o descremados.
2. Come al menos 2 platos de verduras y 3 frutas de distinto color cada día.
3. Come porotos, garbanzos, lentejas o arvejas al menos 2 veces por semana, en reemplazo de la carne.
4. Come pescado mínimo 2 veces por semana, en reemplazo de la carne.
5. Prefiere los alimentos con menor contenido de grasas saturadas y colesterol.
6. Reduce tu consumo habitual de azúcar y sal.

7. Toma 8 vasos de agua al día.

Ma. Cecilia Benavides H.
Nutricionista



facebook.com/clinicaindisa
Twitter @clinicaindisa
youtube/indisacl
Clínica
Consultas
Avda. Santa María 1810, Providencia
Los Españoles 1855, Providencia
Quienes somos
Trabaje con nosotros
Mapa de sitio
Sitio para médicos