Las fiestas se acercan con rapidez, pero esto no debe ser motivo de estrés. ¡Sigue estos consejos!


Fin de año es una época donde el estrés se puede apoderar de nuestro cuerpo y pareciera que los días se hacen más cortos para todo lo que uno tiene que hacer. Pero esto no tiene que ser así, y aunque suena casi imposible pasar un fin de año tranquilo, aquí te contamos cómo.

“Las fiestas pueden generar altos niveles de estrés, son cambios constantes que recibimos por el hecho de ser un recuento de un año más, de un ciclo más de vida, por lo tanto, al adaptarse es normal tener síntomas de insomnio, cambios de ánimo repentinos o falta de apetito. Es importante tener en cuenta la salud mental en estas fechas y reconocer ciertos eventos o patrones que pueden producirnos problemas, y ver cómo procesarlos y aceptarlos”, explica Josefina Guzmán, psicóloga de Clínica INDISA.

Lo mejor para mantener la calma y disfrutar de mejor manera las fiestas, para iniciar el nuevo año con energía, es:

• Organiza con flexibilidad: entre los niños, compras, regalos, deberes del trabajo y el hogar, es importante organizar todo con tiempo, pero dejando espacio para la espontaneidad. Si se organizan los días con anticipación, es probable que todo termine sin mayores sorpresas.

• Divide: no tienes que hacerlo todo. Busca apoyo en familiares y amigos que puedan hacerse cargo de algunas tareas, y delega responsabilidades.

• Tómate un tiempo para ti: la mente necesita descansar para no tomar malas decisiones y poder rendir al máximo. Se recomienda tomar al menos 30 minutos al día para un tiempo propio. Poner luz tenue, música de relajación y recostarte en la cama o hacer deporte, para liberar endorfinas y estar con más energía.

• Disfruta lo que comes:
si bien las fiestas son momentos que uno se pregunta cómo no salirse mucho de la dieta, es mejor disfrutar y compartir, manteniendo un plan de moderación posterior a los eventos importantes.


Noticias Relacionadas
Noticias Relacionadas

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER