¿Cómo diagnosticar y tratar el déficit de atención? - CLINICA INDISA CLINICA DE FAMILIA
Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

¿Cómo diagnosticar y tratar el déficit de atención?


¿Cómo diagnosticar y tratar el déficit de atención?


Este es uno de los trastornos conductuales más comunes en la niñez. Generalmente, se detecta durante la vida escolar y, a menudo, perdura hasta la edad adulta.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDAH, provoca dificultad a los niños para concentrarse, prestar atención, estar quietos y controlar el comportamiento impulsivo. Algunas de las señales a las que se debe poner atención y por las que hay que consultar a un especialista, es cuando presenta dificultades en el colegio, ya sean de rendimiento académico o conductuales.

“A pesar de que algunos presentan principalmente comportamientos de falta de atención y otros son mayormente hiperactivos e impulsivos, la mayoría de los niños con TDAH muestra una combinación de ambos, lo cual dificulta su rendimiento en el colegio y puede ser la causa de problemas conductuales en la casa”, explica la Dra. Elisa Reyes, psiquiatra infantojuvenil de Clínica INDISA.

La especialista agrega que para diagnosticar este trastorno es necesario llevar a cabo un proceso diagnóstico que considere el tiempo suficiente para conocer al niño y a su familia, así como para descartar otras patologías que pueden estar relacionados con el problema de inatención e hiperactividad, y evaluar comorbilidades, como por ejemplo trastornos de aprendizaje, trastornos ansiosos o trastornos de ánimo. “El diagnóstico del TDAH no es categórico ni estático, sino que se trata de un diagnóstico completo que abarca distintos aspectos: requiere de entrevistas con los padres, informes de profesores y orientadores, entre otros, y se puede modificar en el tiempo, a medida que crece el niño. Por ello, se requiere de un seguimiento a lo largo de sus etapas de desarrollo”, puntualiza la Dra. Reyes.

Es importante destacar que el TDAH, persiste en la adultez, pero cambia el patrón de presentación, en donde se observan más desatentos, que hiperactivos e impulsivos. “En la mayoría de los casos, el tratamiento de primera línea para el TDAH es la administración de un fármaco que ayuda a los niños a concentrarse y a controlar su impulsividad. Esto en asociación a intervenciones con los padres y con los niños por medio de trabajo psicoterapéutico. Con énfasis en pautas de crianza e intervenciones en funciones ejecutivas, (capacidad de lograr un objetivo a corto y largo plazo) las cuales están interferidas en el TDAH”, precisa la psiquiatra infantojuvenil.

Algunos de los medicamentos que son recetados para tratar el déficit de atención son los psicoestimulantes, los cuales sirven para estimular la producción de neurotransmisores que regulan la atención y el control de los impulsos. “Es importante considerar que el diagnóstico siempre debe realizarlo un profesional médico con experiencia en el tema. No existe ninguna prueba médica que nos garantice el diagnóstico, por eso es fundamental reevaluar en forma constante la situación del niño, del entorno y su evolución en el tiempo”, enfatiza la Dra. Elisa Reyes.