Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

Incontinencia urinaria, una patología que se sufre en silencio



Incontinencia urinaria, una patología que se sufre en silencio


La incontinencia urinaria, aunque es un problema común, no es normal. Y si bien no supone un peligro para la vida, la deteriora en forma considerable. Por eso, es importante que al padecer alguno de los síntomas, como escapes de orina asociados a esfuerzos y/o sensación imperiosa de orinar sin poder controlarlo, se consulte inmediatamente con el médico.

“La incontinencia urinaria es una enfermedad prevalente y subdiagnosticada, que posee una condición tratable. Pero debido a la incomodad y vergüenza que provoca hablar del problema, las pacientes demoran en consultar. Las principales repercusiones que tiene en la calidad de vida están dadas por el impacto social (aislamiento); la limitación de actividades deportivas y recreativas; posibles disfunciones sexuales; limitaciones ocupacionales y domésticas, y efectos depresivos severos”, explica Dr. Hernán Rojas, ginecólogo de la Clínica Indisa y parte del equipo de piso pélvico.

La causa más común de esta patología es el debilitamiento del piso pelviano, estructura muscular y ligamentosa que da soporte a la vejiga, uretra, útero, intestino y recto, y que evita el descenso de estos. Su buen funcionamiento es indispensable para garantizar en forma adecuada la continencia urinaria, así como para evitar otras patologías como el prolapso genital (salida de órganos coma vejiga, útero, recto, etc. a través de la vagina) y la incontinencia de gases y fecal.

“Muchas veces, la pérdida de orina en situaciones como el embarazo pueden ser síntomas esperados, pero nunca debe durar más de tres meses postparto. Cuando el problema persiste, es necesario consultar a un especialista. La ayuda kinesiológica preventiva en el embarazo y terapéutica postparto es de gran ayuda”, agrega, Dr. Osvaldo Fierro, ginecólogo de la Clínica Indisa e integrante del equipo de piso pélvico.

Es relevante considerar que la incontinencia urinaria se puede presentar a cualquier edad, pero quienes tienen más probabilidades de sufrir el problema son las mujeres en etapa de menopausia. Esto, debido al déficit hormonal y al largo tiempo que los ligamentos y músculos que sostienen el piso pélvico han estado expuestos al peso, esfuerzo físico y partos, entre otros.

Síntomas que nos deben hacer consultar al médico:


Sensación de peso vaginal.
Molestia al momento de mantener relaciones sexuales.
Sensación de masa en el área genital (prolapso genital).
Escape de orina asociado a urgencia para llegar al baño.
Escape de orina asociado a esfuerzos físicos como tos, reír, etc.
  • Aumento de la frecuencia al orinar.
  • Dolor pélvico crónico.
  • Dolor vaginal crónico.
  • Incontinencia fecal o de gases.
  • Sensación de amplitud vaginal.


Factores de riesgo:


  • Ser mujer.
  • Edad.
Embarazo.
  • Parto.
  • Menopausia.
  • Obesidad (más fracaso en tratamiento de personas obesas).
  • Esfuerzo físico repetitivo.
  • Fumar.
  • Tos crónica.
  • Fórceps.
  • Bebés grandes.