Mesa central
Reserva de horas
22362 5555
22362 5400
Buscar 
Destacados

¡Deja de fumar!


¡Deja de fumar!

El humo del cigarro es tan dañino para quienes lo aspiran como para aquellos que no fuman, y el 17% de la mortalidad general de nuestro país es por enfermedades relacionadas con el tabaquismo, un hábito muy fácil de adquirir y difícil de dejar.

“El daño provocado en el organismo se mide con tres variables: edad de inicio precoz, cantidad promedio de cigarrillos y años que el paciente fuma. Lamentablemente, el cigarrillo produce efectos nocivos a largo plazo y los efectos a corto plazo no siempre se presentan. La persona no asocia la relación causa-efecto de inmediato, por lo tanto, es difícil hacer alguna intervención cuando el paciente no tiene muchos síntomas”, explica la Dra. Mónica Gutiérrez, broncopulmonar de Clínica INDISA.

Además, el tabaquismo se vincula con varias alteraciones en el organismo:

- Infecciones respiratorias frecuentes, como bronquitis repetidas y crónica, daño del tejido pulmonar, enfisema y fibrosis.
- Daño en los vasos placentarios en la mujer embarazada, traducido en bebés con bajo peso y en abortos prematuros.
- Cáncer en diferentes órganos.
- Alteraciones en la piel, como envejecimiento prematuro.
- Irregularidades en la pared de los vasos sanguíneos, como depósitos de calcio, placas, trombos y émbolos, lo que predispone a infartos cerebrales y de corazón, accidentes vasculares e hipertensión arterial.

Dejar de fumar depende de ti

Beneficios inmediatos

1. Bajan los niveles del ritmo cardíaco y de presión arterial, que son anormalmente altos cuando se fuma.
2. Disminuye inmediatamente el nivel de monóxido de carbono en la sangre.
3. Mejora la circulación, se produce menos flema y paulatinamente disminuye la tos.
4. Mejora la función pulmonar.
5. Mejora el sentido del olfato y la comida tiene mejor sabor.


Beneficios a largo plazo

Sin importar la edad, quienes dejan de fumar tienen menos posibilidades de morir a causa de enfermedades asociadas al cigarro.

✔ Dejar de fumar a los 30 años: reduce en más de 90% la probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar.
✔ Dejar de fumar a los 50 años: reduce en más de 50% el riesgo de muerte prematura en comparación con quienes siguen fumando.
✔ Dejar de fumar a los 60 años: incluso quienes dejan el tabaco a avanzada edad viven más tiempo que aquellos que siguen fumando.



Facebook Clínica INDISA facebook.com/clinicaindisa
Twitter Clínica INDISA Twitter @clinicaindisa
Youtube Clínica INDISA youtube/indisacl
Clínica Avda. Santa María 1810, Providencia
Consultas Los Españoles 1855, Providencia
Quienes somos
Trabaje con nosotros
Mapa de sitio
Sitio para médicos