Clínica INDISA - Clínica de Familia
Reserva de horas
Mesa central
Reserva de horas
2 2362 5555
2 2362 5400
Buscar
Destacados

Niños y la enfermedad del besoNiños y la enfermedad del beso

La mononucleosis, más conocida como “enfermedad del beso” por la forma en que se transmite, es muy frecuente en niños y adolescentes, porque la mayoría de los adultos ya está inmune.

“Es común en niños porque comparten juguetes, cucharas y otros elementos con saliva, todo se lo llevan a la boca sin lavarlo antes. La mayoría se contagia antes de los 4 años, ya que se asocia al contacto personal intenso, como compartir un coyako un chupete”, explica la Dra. Carolina Correa, internista de Clínica INDISA.

La mononucleosis se transmite por el contacto salival, a través de besos, al tomar del mismo vaso o botella y al compartir comida con otras personas.
Es una enfermedad infecto-contagiosa que se manifiesta con fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos, especialmente en el cuello. En general, comienza lentamente con un malestar general y sus síntomas son fácilmente confundibles con los de la amigdalitis. Además, mientras menor es el niño, los síntomas pueden estar ausentes o ser muy leves.

Tiene una incubación promedio de seis semanas y las personas pueden ser contagiosas tanto mientras tienen los síntomas como algunos meses después. “En personas enfermas, la saliva es contagiosa en promedio seis meses desde el inicio de la enfermedad, pero además por décadas se puede encontrar el virus en la garganta,  en forma intermitente”, señala la Dra. Correa.

Para la mononucleosis no existe tratamiento. El virus se elimina espontáneamente y los síntomas permanecen por un mínimo de cuatro semanas. Lo único que se puede hacer es reposo y controlar la fiebre.

Para aliviar los síntomas típicos es importante tomar mucho líquido, descansar, hacer gárgaras con agua caliente con sal para aliviar la irritación de la garganta, y tomar paracetamol o ibuprofeno para el dolor y la fiebre.

Hay que tener en cuenta que como los síntomas iniciales son tan parecidos a los de un resfrío común, no es necesario acudir a un especialista, a menos de que los síntomas persistan por más de diez días o se presente dolor abdominal, dificultad para respirar, fiebres altas y persistentes, debilidad severa en brazos y piernas o coloración amarillenta en ojos y piel.

Colaboración: Dra. Carolina Correa, internista de Clínica INDISA.
Reserva de Horas



facebook.com/clinicaindisa
Twitter @clinicaindisa
youtube/indisacl
Clínica
Consultas
Avda. Santa María 1810, Providencia
Los Españoles 1855, Providencia
Quienes somos
Trabaje con nosotros
Mapa de sitio
Sitio para médicos