fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Fanáticas del sol, una práctica peligrosa

Fanáticas del sol, una práctica peligrosa

mujeres tomando sol en la playa

Contenidos

Llega el verano y con eso el inicio de la temporada de vida al aire libre, sea en el patio, piscina o playa, disfrutar del sol y de un buen bronceado es una costumbre habitual en estos meses por los beneficios de absorber más vitamina D o por la creencia de que un poco más de color en nuestra piel nos hace ver mejor. Pero, ¿Qué tan dañino puede ser?

 

La costumbre por alcanzar un color oscuro en la piel contrario al natural y que no necesariamente depende de la estación del año se ha vuelto más y más común. La forma de conseguirlo puede ser de forma orgánica o en cabinas de rayos UV como solárium, siendo ambas opciones altamente peligrosas para la epidermis –primera capa de la piel-, y la salud en general.

 

 

Efectos negativos de la exposición al sol

Nuestra dermatóloga de Clínica INDISA, Dra Rinna Ortega nos explica que los efectos negativos en la piel son acumulativos, tardando varias décadas en manifestarse. Por eso, tanto mujeres como hombres de 15 a 30, el grupo etario más asiduo al bronceado, tienden a minimizar las consecuencias ya que estas no son visibles de inmediato.

 

Es un hecho que el uso de bloqueador se está volviendo un hábito en nuestra rutina diaria, sin embargo esto no justifica que exponernos por largas horas al sol sea seguro, por el contrario, la probabilidad de que protejamos correctamente todo el cuerpo y cada dos horas como lo recomienda la comunidad científica, hace que el riesgo sea muy alto. Esto puede provocar “daño solar crónico”, siendo las principales consecuencias: insolación, manchas y apariciones de nuevos lunares, problemas oculares como la probabilidad de cataratas, inhibición de sistema inmune ya que bloquea el funcionamiento de las defensas naturales del cuerpo, envejecimiento prematuro al afectar el colágeno y la elastina de la piel, por último y probablemente la consecuencia más grave, la aparición de tumores cancerígenos.

 

Afortunadamente, no todo es malo, el sol en cantidades moderadas y de forma responsable produce efectos positivos en el organismo. Tal y como señala nuestra dermatóloga “20 minutos al día, expuesto a la radiación sin necesidad de protección *favorece la síntesis de vitamina *D, actúa como antidepresivo y resulta fundamental para la mineralización de los huesos y de los dientes.”, afirma la Dra. Ortega.

 

Tras ese breve tiempo de exposición, la piel necesita de bloqueador o pantalla solar en cara y cuerpo, siendo lo recomendado por nuestra experta entre factor 30 y 50 ya que cuentan con un 97% de efectividad en protección, permitiéndote disfrutar del aire libre de forma entretenida y segura.

 

Colaboración: Rinna Ortega, dermatóloga de Clínica INDISA.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de dermatología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter