fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Alimentación sana para tu bebé luego de la lactancia

Alimentación sana para tu bebé luego de la lactancia

Contenidos

 

Hasta los 6 meses de vida, la leche materna es fundamental. Pero a contar del segundo semestre, tu guagua necesita incorporar de modo progresivo nuevos alimentos. Conoce cómo abordar esta transición y aprende una rica receta para la primera papilla de tu bebé.

 

Cambio de la lactancia exclusiva

¿Por qué el sexto mes es señalado como el momento para que el lactante comience el proceso de modificar su alimentación? De acuerdo con María Cecilia Benavides, nutricionista de Clínica INDISA, esto se debe a que “los requerimientos nutricionales del bebé aumentan, principalmente el de las vitaminas de hierro y zinc”.

 

Por otro lado, agrega que “además, se debe estimular el desarrollo neurológico y motor del bebé”, algo que se logra incorporando distintas texturas y formas de alimentarse.

 

Qué incluye el nuevo régimen de alimentación

La alimentación complementaria que se añade en este nuevo período del bebé consta de incluir alimentos sólidos y semisólidos. Entre ellos, consideramos las papillas y purés, sin olvidar el agua que es muy importante.

 

Esta alimentación “complementa” a la leche, que idealmente debe continuar siendo materna.

 

Se recomienda que al iniciar con las papillas o purés suaves, estos no tengan grumos ni trozos de fibra, ya que estos pueden estimular el reflejo de extrusión, que es la expulsión de la comida.

 

Alimentos recomendados para el inicio de la alimentación complementaria

Para preparar las papillas, se pueden utilizar:

 

• Cereales: fideos finos, arroz, quínoa, sémola, avena.

• Verduras: acelga, espinaca, zanahoria, zapallo, betarraga, champiñones, algas marinas, berenjenas, porotos verdes, brócoli, zapallito italiano, entre otras.

• Ubérculos: papa.

• Carnes: pollo, pavo, vacuno: posta negra o rosada.

• Pescados y mariscos: jurel, salmón, reineta, merluza, tollo, albacora, blanquillo, choritos, almejas, entre otros.

• Aceite crudo: canola, oliva, pepita de uva, entre otros.

• Condimentos: se pueden agregar condimentos naturales de sabores, los que no deben ser muy intensos. Se recomienda el orégano, comino y laurel, en pequeñas cantidades.

 

A la hora del postre:

Puré de fruta: manzana, pera, durazno, plátano, naranja, kiwi, ciruela, melón, entre otros.

 

¡Importante!

• El uso de sal y azúcar: la papilla nunca debe contener sal y el puré de frutas no debe tener adición de azúcar o miel. El motivo es bien sencillo: no los necesitan. La sal y el azúcar que nuestro organismo requiere ya están contenidos en los alimentos que consumimos. Por lo tanto, no es necesario añadir un extra.

 

Además, es importante considerar que el bebé desarrolla las papilas gustativas entre los 6 y los 24 meses. Poco a poco irá descubriendo sus gustos y, por eso, debemos intentar no usarlos y así formar hábitos alimenticios donde los protagonistas sean los alimentos naturales.

 

Si se les alimenta desde el inicio con azúcar y sal, se acostumbran a estos nutrientes, que son críticos para la población chilena y, a largo plazo, pueden causar grandes problemas de salud.

 

La sal sodio está asociada a enfermedades cardiovasculares y el azúcar a calorías extras, que se relacionan con la obesidad y alteraciones del metabolismo del azúcar, como la resistencia a la insulina y diabetes, entre otras.

 

Mientras menos incorporen esos alimentos, menos riesgo de su abuso a largo plazo.

 

• ¡A Beber agua!: además, desde el inicio de la incorporación de otros alimentos distintos a la leche, se debe comenzar el consumo de agua. Se recomienda entre 20 a 30 cc, dos veces al día, sin contar la leche.

 

Periodicidad de la alimentación complementaria

La nutricionista María Cecilia Benavides señala que se recomienda alimentar a la guagua “cinco veces al día, ya que la alimentación complementaria reemplaza la lactancia materna o artificial cercana al mediodía”.

 

Horarios sugeridos

La especialista recomienda que de 07:00 a 11:00 horas se realice la inclusión de la sopa puré y postre; 15:00, 19:00 y 23:00 horas.

 

Cómo es incorporación de alimentos de acuerdo a los meses

• 5 a 6 meses: papilla + postre.

• 6 a 7 meses: pescados y mariscos.

• 7 a 8 meses: legumbres.

• 9 a 10 meses: huevo.

 

Consistencia de las papillas

 

• 5 a 6 meses: papillas, purés.

• 8 a 9 meses: puré más grueso.

• 12 meses: molido con tenedor.

 

9 consejos que no puede olvidar

1. No olvide el agua: de 20 a 30 cc, dos a veces al día, sin contar la leche materna de su dieta.

 

2. Cada vez que incorpore un nuevo alimento, de preferencia debe ser entregado uno por vez y en pequeñas cantidades.

 

3. No mezcle la papilla de verduras con la de frutas para estimular la ingesta.

 

4. La temperatura de las papillas debe ser tibia.

 

5. Se recomienda el uso de cucharas pequeñas, de contornos lisos y suaves.

 

6. Entorno agradable y tranquilo, sin distractores como TV o teléfonos celulares.

 

7. Respetar si el bebé no desea comer más y no insistir.

 

8. Establezca una rutina con horarios.

 

9. No olvide el aseo bucal.

 

 

Receta de interés – Prepara tu primera papilla

Cuando llega el momento de preparar tu primera papilla, la nutricionista recomienda la siguiente receta. Esta es para una ocasión y se destaca por su gran sabor y aporte nutricional.

 

Ingredientes:
• Pollo (trozo del porte de una caja de fósforos).

• Papa (1 unidad del porte de un huevo).

• Betarraga (1/2 unidad pequeña).

• Zanahoria (1/2 unidad pequeña).

• Zapallito italiano (1/2 taza).

• Fideos cabello (1 cucharada sopera).

• Aceite canola o de oliva ( 1 cucharadita de té).

 

Preparación:

Poner a cocer el pollo en agua caliente.

Incorporar las verduras picadas en cuadros pequeños a los 5 minutos después de la cocción de la carne.
Agregar los fideos de ángel.

Una vez que los vegetales, el pollo y los cabellos de ángel se encuentren listos, sacar del fuego.

Licuar en juguera o mini pimer.

Agregar el aceite justo antes de servir al bebé.

 

¿Sabes que es el Baby Led Weaning (BLW)?

Este es un método gradual de introducción de la alimentación complementaria. Podría traducirse como “alimentación complementaria autorregulada” o “alimentación complementaria a demanda”.

 

Es una manera de introducir los sólidos en la alimentación del bebé sin pasar por la fase de purés y papillas, siendo el propio bebé quien se alimenta por sí mismo usando las manos.

 


Dr. María Cecilia Benavides
Nutricionista de Clínica INDISA.

 
 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora con nutricionista
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter