fbpx

Cirugía de recambio valvular percutáneo

Contenidos

La válvula aórtica es la encargada de regular el flujo sanguíneo del corazón hacia el resto del cuerpo y, con los años, su estructura se puede ver afectada -sobre todo por acumulación de calcio-, impidiendo su apertura correcta, lo que se denomina “estenosis” de la válvula aórtica.

 

“Esto hace que el corazón tenga que trabajar mucho más duro y con el tiempo puede alterarse la capacidad de irrigación del organismo, lo que provoca fatiga, dolores en el pecho, desmayos y dificultades para respirar”, explica el Dr. Christian Espinoza, cardiocirujano de Clínica INDISA.

 

En la actualidad, la mayoría de los pacientes son operados a corazón abierto, pero en las personas que tienen más de 80 años y en aquellas con alto riesgo quirúrgico por otras patologías se puede utilizar un método alternativo.

 

La implantación de una válvula biológica percutánea, a través de un procedimiento mínimamente invasivo, se presenta como una oportunidad, ya que los enfermos mejoran no solo su expectativa de vida, sino también su calidad.

 

La válvula puede estar hecha de pericardio bovino (la capa que recubre el corazón) o de válvulas cardiacas de porcino, y se fija en el interior una malla metálica que puede ser de titanio o nitinol. Al ser de origen biológico no requiere de anticoagulación adicional.

 

Para realizar un procedimiento como este, se ha constituido en el mundo el llamado “Heart Team”, equipo multidisciplinario que reúne a cirujanos cardiacos, cardiólogos de diversas áreas, anestesistas cardiovasculares, enfermeras calificadas y técnicos especializados, para efectuar los procedimientos o cirugías híbridas.

 

En Clínica INDISA ya contamos con el equipo multidisciplinario que se requiere para esta técnica nueva en Chile y mundialmente.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de cardiología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter