fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

¿Cómo diferenciar entre una luxación, fractura o esguince?

¿Cómo diferenciar entre una luxación, fractura o esguince?
médico revisando lesión en el pié de una mujer

Contenidos

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento y es necesario contar con la información y conocimientos necesarios para enfrentarlos. Tanto los esguinces como las luxaciones y fracturas son lesiones traumáticas que afectan al aparato locomotor y, por lo general, se producen por caídas, accidentes laborales o domésticos y también, a causa de hacer actividad física.

 

Según el Dr. Juan Fuenzalida, traumatólogo infantil de Clínica INDISA, “estas son lesiones muy habituales en el día a día, por lo tanto, es importante tener claro en qué consisten, diferenciarlas y consultar al especialista”.

 


 

¿Esguince o luxación?

 

Los esguinces se producen cuando la articulación es sometida a una fuerza brusca en una dirección diferente a la que está preparada para soportar, o cuando la fuerza excede al límite funcional de la articulación, generando distensión, ruptura parcial o total de uno o más ligamentos, pudiendo producir inestabilidad articular en los más graves.

 

Además, el esguince puede ser leve en caso de distensión, moderado si se trata de una ruptura parcial o grave si hay una ruptura total del ligamento, agregándole inestabilidad articular.  Por lo tanto, es relevante consultar al especialista cuando existe dolor, hinchazón y un hematoma en la zona afectada.

 

Según el Dr. Fuenzalida, “lo recomendable es mantenerse en reposo, es decir que el paciente deje de realizar la actividad que estaba haciendo, aplicar frío para evitar que se inflame, inmovilizar o vendar la zona sin comprimir la circulación y mantenerla en elevación para favorecer el retorno venoso, y consultar a un traumatólogo”.

 

 

Clasificación de los esguinces

 

Dependiendo del tipo de lesión en las partes blandas que conforman la articulación, los esguinces pueden clasificarse en:

Leves: cuando no existe rotura ligamentosa, solo distensión.

Moderados: cuando hay una rotura parcial o incompleta de los ligamentos que estabilizan la articulación, lo que ocasiona una inestabilidad parcial.

Graves: cuando hay una rotura ligamentosa completa, produciendo inestabilidad.

 

 

El mejor tratamiento de estas lesiones es la prevención, evitar accidentes y realizar deportes con la protección adecuada y en las condiciones indicadas; y en caso de ocurrir, hacer un manejo adecuado en casa o en el sitio del accidente y trasladar a la urgencia, comentó el especialista.

 

Si un hueso se desencaja de la articulación, se produce una dislocación o luxación.  Es decir, hay una pérdida de relación entre las superficies articulares y se separan, provocando ruptura de la cápsula articular y de los ligamentos.

 

Esta es una urgencia traumatológica que hay que resolver rápido para evitar el daño del cartílago articular con secuelas definitivas si esto no ocurre. A diferencia del esguince, en que se produce lesión parcial o total de los ligamentos que unen ambos huesos en una articulación, en una luxación, la articulación puede reducirse en forma que no vuelve espontánea a su posición natural, o mantenerse separada, lo que provoca un intenso dolor.

 

Las lesiones traumáticas son bastante frecuentes, provocando dolor, impotencia funcional (incapacidad de desarrollar la función habitual), edema o hinchazón, equimosis o coloración violácea (moretón); mientras que, en el caso de fracturas y luxaciones, se agrega deformidad del segmento comprometido. Se trata de una lesión frecuente, por lo que es importante saber cómo actuar en estos casos. “Cuando existe una lesión de estas características es importante asistir al médico, ya que puede ser una urgencia traumatológica”, puntualizó el Dr. Juan Fuenzalida.

 

Las luxaciones y las fracturas de huesos representan una urgencia por el dolor intenso que producen, y porque al añadirse deformidad del segmento se pueden asociar lesiones de vasos y nervios con posibilidad de secuelas definitiva si no se actúa a tiempo, por lo tanto, se debe concurrir a consultar un especialista a la brevedad.

 

 

 ¿Qué se hace frente a una fractura? ¿Cuáles son las más comunes?

 

Estamos frente a una fractura cuando hay una ruptura, fisura o solución de continuidad en un hueso. Puede estar desplazada o no, si pierde la forma normal del hueso.

 

Dependiendo de varios factores, podemos clasificarlas de distintas maneras; por ejemplo, según el estado de la piel, puede ser abierta o cerrada (si hay una herida que comunique el exterior con el foco de fractura). “Si vemos el hueso saliendo por la piel estamos frente a una fractura abierta o expuesta, y esto también es una urgencia que debe ser resuelta a la brevedad, porque además de las complicaciones habituales de cualquier fractura, se agrega riesgo de infección”, aclaró el especialista.

 

El cuerpo humano cuenta con 206 huesos y no es extraño que se fracturen a causa de accidentes. Dentro de los más susceptibles a fracturas están los de las manos, clavículas, el antebrazo, la muñeca y el tobillo. De las articulaciones más propensas a luxaciones, están el hombro y los dedos de las manos, y en menor escala el tobillo.

 

Frente a una fractura o luxación es importante inmovilizar a la persona afectada para que no aumente el dolor y trasladarla a un recinto asistencial de urgencia para evaluación, analgesia y manejo del dolor, realizar una radiografía e imágenes especiales y dictar el tratamiento adecuado. Si la fractura es abierta, se debe cubrir con un paño o toalla limpia, inmovilizar y trasladar a la urgencia, con el fin de efectuar un control de la hemorragia y evitar más contaminación.

 

En Clínica INDISA, el Servicio de Traumatología y Ortopedia tiene como objetivo resolver de la mejor manera las enfermedades y molestias asociadas a lesiones en huesos, articulaciones, ligamentos, músculos y tendones. Todos nuestros profesionales están altamente capacitados para atender cualquier tipo de necesidad traumatológica tanto en adultos como en niños.

 

 

Juan Fuenzalida Traumatólogo
Infantil de Clínica INDISA

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter