fbpx

Cómo prevenir los episodios asmáticos

Contenidos

El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias que no tiene cura. Si eres asmático o tienes alguna persona cercana que lo es, presta atención a los siguientes consejos para prevenir y evitar los episodios de descompensación.

 

El Dr. Guillermo Urzúa, broncopulmonar de Clínica INDISA, señala que el asma “se caracteriza por la obstrucción e inflamación de los bronquios, lo que produce tos irritativa, hipersecreción bronquial blanquecina adherente, disnea (ahogo), respiración sibilante (la entrada y salida del aire produce un silbido) y sensación de pecho apretado, fundamentalmente en la noche o al despertar, lo que además se acompaña de una hiperreactividad bronquial”.

 

Agrega que existen dos tipos: el asma intrínseca o no alérgica, donde media el sistema nervioso autónomo, y el asma extrínseca provocada por alergia, siendo este tipo el que afecta a la mayoría de los pacientes asmáticos.

 

El asma puede ser intermitente o persistente, y esta última se puede presentar en forma leve, moderada o severa de acuerdo a la presencia de ciertos síntomas, como despertares nocturnos, cantidad de uso de inhaladores de rescate, función respiratoria y exacerbaciones (o ataques de asma) que requieren esteroides orales y, en algunos casos, hospitalización.

 

Se trata de una enfermedad que posee una predisposición genética, donde existen algunos factores que pueden aumentar la posibilidad de que se desarrolle un cuadro asmático, entre ellos:

 

• Atopia (facilidad para desarrollar alergia).
• Historia familiar de asma.
• Contaminación ambiental.
• Obesidad.
• Exposición al tabaquismo de los padres.
• Bajo peso al nacer.
• Infecciones respiratorias frecuentes durante la infancia.

 

“No obstante, se puede desencadenar en cualquier momento de la vida como, por ejemplo, en el embarazo o en la menopausia, en el caso de las mujeres”, indica el especialista.

 

¿Cómo se pueden evitar los episodios asmáticos?

 

Al ser una enfermedad crónica, el asma no tiene cura. Sin embargo, existen algunos consejos fundamentales para mantener los ataques bajo control, como no fumar, evitar la obesidad, prevenir las infecciones respiratorias y vacunarse contra la influenza.

 

Pronóstico

 

El tratamiento del asma apunta a que la persona aprenda a manejar el cuadro. En este sentido, es muy importante el uso del PeakFlow Meter o flujómetros, instrumentos que permiten la automonitorización del asma al medir el flujo espiratorio máximo.

 

El objetivo es poder lograr que el paciente:

 

• Permanezca libre de síntomas.
• Esté libre de despertares.
• Realice un uso mínimo de inhaladores de rescate.
• Mejore la función respiratoria.
• Pueda llevar una actividad física normal, lo que incluye actividad laboral y escolar.

 

“Las personas asmáticas pueden realizar todo tipo de ejercicio”, precisa el especialista. Sin embargo, se debe tener cuidado con las piscinas higienizadas con cloro, especialmente las temperadas, ya que este producto es un potente irritante de las vías aéreas.

 

“Si los pacientes se obstruyen con el ejercicio, se recomienda el uso de beta 2 de rescate 20 a 30 minutos antes de comenzar la práctica”, concluye el profesional.

 

¿Sabías qué?

 

Un cuadro crónico de asma no tratado puede provocar la obstrucción permanente de las vías aéreas. En tanto, en una fase aguda, las crisis asmáticas severas pueden llevar incluso a la muerte por falla respiratoria.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de broncopulmonar
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter