fbpx

¿Cómo proteger la vista de los niños?

Contenidos

Los primeros años de vida representan el período crítico del desarrollo visual, ya que las áreas ópticas del cerebro están madurando rápidamente, estimuladas por la impresión de imágenes claras sobre la retina.

 

De esta manera, el examen oftalmológico precoz de los niños es esencial, ya que permite diagnosticar enfermedades potencialmente tratables que tienen un pronóstico mucho mejor cuando son enfrentadas a tiempo. “Recomiendo que todo niño tenga un exámen oftalmológico entre los 4 y 5 años de edad, y antes en caso de algún síntoma que produzca la sospecha de alguna alteración en los ojos”, señala Pablo Montecinos, oftalmólogo de Clínica INDISA.

 

Así, junto al especialista, mencionamos los síntomas más frecuentes a los que se debe prestar atención en un menor para detectar si es necesario recurrir al oftalmólogo:

 

Se acerca mucho a los objetos para distinguirlos.
Tropieza con frecuencia.
Desvía uno o ambos ojos.
Tiene visión borrosa.
Guiña los ojos para ver mejor.
Se frota los ojos con frecuencia.
Ojos enrojecidos o con lagrimeo continuo.
Dolores de cabeza frecuentes.
Sensibilidad excesiva hacia la luz.

 

 

En cuanto al uso de pantallas, incluidas las de un televisor, computador, celular, tablet u otras, por diversos motivos, tanto del desarrollo del sistema nervioso como de la conducta y del desarrollo ocular, la recomendación siempre ha sido minimizar la exposición a estos dispositivos para todas las personas, pero sobre todo en bebés y preescolares.

 

 

Sin embargo, los confinamientos prolongados que vivimos hoy vuelven muchas veces impracticable el prescindir de los equipos electrónicos. Por ello, Pablo Montecinos sugiere hacer que el niño tenga pausas frecuentes cada 20 a 30 minutos de uso, haciendo que mire objetos lejanos para relajar el enfoque sostenido sobre la pantalla.

 

 

“El uso excesivo de pantallas en la infancia ocasiona múltiples síntomas como, por ejemplo, tics con los párpados, ardor ocular, visión borrosa transitoria, ojos rojos, dolor ocular y visión doble transitoria”, indica el profesional.

 

 

De hecho, en algunos casos, el uso excesivo de pantallas, sobre todo las que son usadas a corta distancia como smartphones o tablets, podría desencadenar algunos tipos de estrabismo (desviación del alineamiento normal de los ojos), finaliza Montecinos.

 

 

Colaboración: Pablo Montecinos, oftalmólogo de Clínica INDISA.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de oftalmología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter