X
Elige tu Centro Médico

Sucursal Providencia Sucursal Maipú
Reserva de horas Anular horas Telemedicina Mi Portal Buscador 1 Alertas
Buscador 1 Alertas

¿Cuándo deben comenzar a caminar los recién nacidos?

¿Cuándo deben comenzar a caminar los recién nacidos?
bebes comienzan a caminar

Contenidos

En la infancia, existen distintas etapas que marcan el ritmo de desarrollo y crecimiento de cada niño. En este período, uno de los momentos más desafiantes y emotivos serán los primeros pasos de tu hijo.

 

Según el traumatólogo infantil de Clínica INDISA, Dr. Juan Fuenzalida, “aprender a caminar es el resultado de un largo proceso que comienza en el mismo momento de nacer y que requiere la maduración del sistema nervioso central y el desarrollo progresivo músculo esquelético”.

 

Por lo general, los niños comienzan a caminar aproximadamente al año de edad. Sin embargo, dependerá del desarrollo de cada uno, ya que también puede empezar a hacerlo un par de meses antes o después. Definimos retraso de inicio de marcha cuando los infantes no tienen marcha independiente (sin apoyarse) al cumplir 18 meses o 1 año y medio.

 

Cómo estimular los primeros pasos

 

Durante el primer año de vida, tu hijo desarrollará la coordinación de sus movimientos y fortalecerá sus músculos. En primer lugar, podrá sentarse y gatear, y, eventualmente, ponerse de pie con apoyo y mantenerse estable. El gateo no es constante en el desarrollo psicomotor de los niños, puede no estar presente y no es una deficiencia.

 

 

“Es importante recordar que cada niño es único y tiene un desarrollo psicomotor propio, por lo tanto puede comenzar a caminar antes del año o entre los 12 a 18 meses de edad”, comentó el especialista.

En esta etapa, es muy probable que experimenten caídas al intentarlo, por lo que es de vital importancia que mantengan al niño siempre en un ambiente seguro y protegido.

 

“Otro aspecto relevante es la confianza que depositamos en ellos, por lo que hay una serie de recomendaciones que pueden servir para estimular el andar de los pequeños”, agregó Fuenzalida.

 

 

Principales recomendaciones

 

1. Elige el lugar: Considerando que intentarás que avance, prefiere un pasillo o un lugar que no sea tan pequeño para que no tenga que volver al inicio constantemente.
 
2. Asegura el ambiente: una vez que hayas elegido el lugar, asegúrate de que no haya objetos, juguetes o algo en el suelo que pudiese entorpecer la práctica y poner en riesgo su salud o seguridad. Preocúpate de tapar enchufes, poner barreras en las escaleras en caso de ser necesario, evitar espacios como las cocinas donde puede haber objetos calientes o frágiles, al igual que los baños y las tapas que se pueden bajar y apretarle las manos.
 
3. No lo fuerces, todo a su tiempo: cuando ya tengas el lugar asegurado, estás listo para empezar con la práctica. Es muy importante que no lo fuerces y respetes sus tiempos, ya que si lo obligas o fuerzas podría generar rechazo y dejar de intentarlo e, incluso, podría hacerse daño.
 
4. Dale la mano: esto, además de ser un símbolo de confianza, lo ayudará a ir de un lado a otro de manera segura. De esta manera, lo apoyas para alcanzar el equilibrio que necesita para ponerse de pie. Los primeros pasos deben ser siempre de la mano, estimulando el apoyo en posición bípeda o de pie y, de a poco, ir soltándolo para que dé pasos solo.
 
5. Potencia su equilibrio: entre los cuatro y los seis meses, el lactante tendrá un mayor control de su cabeza y podrá utilizar los músculos del cuello y del tronco. Posteriormente, entre los ocho y diez meses tendrá suficiente equilibrio y fuerza para empezar a gatear. Para potenciar su equilibrio, puedes hacerlo caminar en una superficie segura, generando mayor estabilidad.
 
6. Calzado Infantil: el uso de calzado no es necesario para la marcha, ni influye en la formación o desarrollo de los pies. Es solo un elemento protector para que el pie no tenga dolor, no se queme al sol, enfríe, moje o duela. Por lo tanto, el zapato debe ser blando, flexible, cómodo, amplio y con suela antideslizante (goma), y se requiere cuando caminan, no daña los pies si se usa antes de la marcha, pero no es necesario.
 
Cabe mencionar que un niño comenzará a caminar cuando tenga el desarrollo suficiente para hacerlo. En esta nueva fase de exploración, es muy importante contar con una casa segura para que los niños jueguen y exploren con tranquilidad.
 
En Clínica INDISA, nuestro equipo médico estará contigo para acompañarte de manera médica y humana en todo momento. Nuestra Unidad de Traumatología infantil se caracteriza por un trabajo conjunto con padres y madres para brindar la mejor atención posible, de la mano de los mejores especialistas del país.
 
 

Juan Fuenzalida
Traumatólogo infantil de Clínica INDISA

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter