fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Diabetes y sexualidad: todo lo que debes saber sobre la relación entre ambas

Diabetes y sexualidad: todo lo que debes saber sobre la relación entre ambas

Contenidos

Al sufrir una patología, es normal que nuestro cuerpo pueda tener algún tipo de reacción a nivel sexual. Consultamos a la diabetóloga de Clínica INDISA, Luciana Concha, para que nos explique cuál es la relación entre la diabetes y la sexualidad.

 

La Diabetes Mellitus es un grupo de enfermedades metabólicas caracterizadas por un aumento de la glicemia sanguínea que causa hiperglicemia. Esta puede ser provocada por defectos de la secreción de la insulina, de su acción o de ambas.

 

Cuando la llevamos al ámbito sexual, esta enfermedad puede afectar los órganos genitales, tanto masculinos como femeninos, desencadenando una serie de alteraciones en la sexualidad de los pacientes.

 

“En los hombres, se pueden encontrar diversas manifestaciones. Una de ellas es la disfunción eréctil (DE), que se define como la imposibilidad de lograr y/o mantener una erección adecuada para permitir una relación sexual coital. Y que esto se presente durante tres meses”, puntualiza la profesional.

 

Agrega que “en los pacientes diabéticos, su prevalencia es 10% más frecuente que en la población general en las etapas de la vida de los 40 años”.

 

Las causas de la DE pueden ser muchas. Entre ellas, se conocen las alteraciones de las transmisiones nerviosas a través de los nervios del pene, lo que se conoce como desmielinización; el aumento de los umbrales para desencadenar la respuesta y la alteración de la función vascular en los cuerpos cavernosos.

 

La diabetóloga asegura que “estos fenómenos están exacerbados en los diabéticos mal controlados que no logran niveles de glicemia adecuados”.

 

Sin embargo, existen otros factores que pueden contribuir a la DE, como el tabaquismo, hipogonadismo -disminución de la secreción de hormonas masculinas-, hipotiroidismo, síndrome metabólico y uso de ciertos fármacos.

 

Para este problema, hay tratamientos que van de la mano con el área de urología, sin embargo, es esencial optimizar el manejo de la diabetes tanto en relación a la glicemia como al resto de los factores vasculares, como son la presión arterial y los niveles de colesterol.

 

Por otro lado, puede existir el hipogonadismo por una disminución de los niveles de testosterona, la hormona masculina. Este problema puede estar presente hasta en el 40% de los pacientes diabéticos tipo 2 y se vincula con el índice de masa corporal (IMC), que es la relación entre talla y peso corporal.

 

“Es decir, a mayor IMC, en rango de obesidad, más posibilidad de presentar este cuadro. Todos los pacientes se deberían medir los niveles hormonales cada cierto tiempo, y, si hay alteraciones, el tratamiento consiste en lograr una reducción del peso, bajar las cifras de glicemia y, en ciertos casos, la sustitución hormonal”, puntualiza la especialista.

 

En las mujeres con diabetes también se presentan varias alteraciones en su sexualidad, las que generalmente no son investigadas en sus controles habituales sino que son tratadas por los ginecólogos. Entre ellas destacan: la disminución de la libido y de la excitación, la falta de lubricación y dispareunia, que es dolor coital.
 
 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de ginecología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter