X
Elige tu Centro Médico

Sucursal Providencia Sucursal Maipú
Reserva de horas Anular horas Telemedicina Mi Portal Buscador 1 Alertas
Buscador 1 Alertas

Disautonomía, la enfermedad detrás de los desmayos repentinos

Disautonomía, la enfermedad detrás de los desmayos repentinos

Contenidos

¿Sabías que la causa de los desmayos repentinos muchas veces es atribuible a problemas en el corazón? Se trata de la disautonomía, una enfermedad desconocida, pero que cada vez se visibiliza más a través de un cansancio extremo y mareos al ponerse de pie, como parte de sus síntomas más comunes. Si bien esta patología no es de alto riesgo, sí es importante tratarla a tiempo y tenerla bajo control, para poder llevar una mejor calidad de vida.

 

 

¿Cuál es la causa de la disautonomía?

 

La disautonomía es provocada por un trastorno de la regulación del sistema nervioso automático, encargado de controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. La falla entre ambos genera una descompensación, lo cual produce bajas de presión súbitas, desmayos y malestar general.

 

Su tratamiento dependerá del grado en que se encuentre la enfermedad. Muchas veces se recetan medicamentos que ayuden al aumento de la presión arterial, sin embargo, en muchos casos, es controlable tomando las medidas básicas.

 

Al respecto, el especialista y cardiólogo de Clínica INDISA, Dr. Rodrigo Águila, explica que los signos más comunes son:

 

• Mareos.
• Falta de fuerza.
• Desmayos repentinos.
• Confusión.
• Presión baja.
• Cansancio generalizado.
• Palpitaciones.
• Ansiedad.
• Insomnio.

 

Pese a ser una enfermedad del corazón, que muchas veces requiere tratamiento farmacológico, en aquellos casos más leves es posible seguir un tratamiento en el hogar. Acá entregamos algunas recomendaciones:

 

• Mantenerse hidratado, beber al menos 1.500 ml de líquido (si no existe contraindicación médica).

 

• Consumo de sal moderado para mantener la presión arterial en niveles normales.

 

• Beber moderadamente bebidas isotónicas que, por su aporte de electrolitos, colabora en la hidratación.

 

• Evitar los ambientes calurosos, ya que provocan dilatación arterial venosa con caída de la presión, por ejemplo estar de pie al sol, tomar baños de tina con agua caliente prolongados, uso de saunas.

 

• Dormir 8 horas diarias para evitar descompensaciones.

 

• Evitar la ingesta de alcohol, ya que favorece la vasodilatación.

 

• Medir cotidianamente la presión arterial para evaluar si es necesario tomar un descanso.

 

• Evitar permanecer por períodos prolongados de pie, lo que genera menos retorno de sangre de las piernas hacia el corazón, provocando caídas bruscas de la presión y, por lo tanto, desmayos.

 

• Se recomienda usar medias o calcetines con compresión en los tobillos.

 

 

Pese a ser una patología que se presenta en distintos grados, los pacientes que aprenden a llevar un estilo de vida acorde a las indicaciones médicas sufren menos efectos negativos producto de la disautonomía. “El tratamiento normalmente está en manos del cardiólogo, quien recomendará qué hacer y prescribirá la medicación si es necesario, dependiendo del grado en que se presente. En general, con los años, los pacientes tienden a hacerse más tolerantes a la enfermedad gracias al manejo y conocimiento de la misma”, asegura el doctor Rodrigo Águila.

 

La Unidad de Cardiología en Clínica INDISA se caracteriza por tener un grupo de profesionales altamente especializados y con tecnología de vanguardia para resolver los diversos problemas cardiovasculares, brindando confianza y comodidad a todos nuestros pacientes.

 

Dr. Rodrigo Aguila Garay Cardiología - Adulto
reserva de horas

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter