fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Hiperhidrosis o Sudoración Excesiva: ¿Qué es y cómo se trata?

Hiperhidrosis o Sudoración Excesiva: ¿Qué es y cómo se trata?
Si bien la sudoración es un proceso normal del organismo para controlar la temperatura, hay personas que transpiran en ciertas partes del cuerpo de manera excesiva. Este trastorno se conoce como hiperhidrosis y es ocasionado por la sobreestimulación del sistema nervioso simpático, provocando un aumento en la sudoración, sobre todo de cara, axila, manos y pies.

Contenidos

¿Por qué se produce la hiperhidrosis?

 

El cirujano de tórax de Clínica INDISA, Dr. Patricio Rodríguez, señala que existen dos tipos de hiperhidrosis, las que se originan por distintas causas:

 

● Hiperhidrosis localizada o primaria. Es la más frecuente y afecta al 2-3% de la población general. Esta no tiene una causa médica conocida. “Entre un 25-50% de los pacientes poseen historia familiar de hiperhidrosis. La hipersudoración ocurre en forma espontánea e intermitente y se incrementa en situaciones de estrés emocional y con altas temperaturas, desapareciendo durante el sueño”, indica el Dr. Patricio Rodríguez. La hiperhidrosis primaria se presenta en la infancia, aumenta severamente en la pubertad y disminuye en la adultez tardía. 

 

Afecta en zonas determinadas del cuerpo: 

 

● Cara.

 

Axilas.

 

Palmas de las manos.

 

Plantas de los pies.

 

 

Los tratamientos pueden ser desde dermatológicos hasta quirúrgicos.

 

Hiperhidrosis generalizada o secundaria. En esta, la persona sufre una hipersudoración de todo el cuerpo o “generalizada”. Es poco frecuente y por lo general se presenta de un día para otro, como manifestación de una enfermedad subyacente:

 

Infecciones.

 

Tumores.

 

Trastornos hormonales.

 

Trastornos neurológicos.

 

Enfermedades cardiovasculares y del aparato respiratorio.

 

Secundario a medicamentos.

 

 

“Para tratarla, se debe descubrir cuál es su causa, por lo que hay que consultar a un especialista para realizar todos los estudios de laboratorio e imágenes necesarios. Su tratamiento corresponderá al de la enfermedad que lo ocasiona”, puntualiza el cirujano de tórax de Clínica INDISA.

 

 

 

¿Cómo se trata la hiperhidrosis/sudoración excesiva?

 

Existen diversas alternativas para combatir esta patología, abarcando desde el uso de desodorantes especiales hasta la cirugía. “La elección del tipo de tratamiento depende de la localización y de la severidad de la hiperhidrosis, además del especialista encargado, dependiendo del caso”, precisa el Dr. Patricio Rodríguez.

 

De esta manera, hay tres grados de severidad:

 

Hiperhidrosis localizada leve. En esta, el tratamiento corresponde realizarlo con un dermatólogo, quien generalmente recomienda el uso de desodorantes y cremas especiales en base a cloruro de aluminio.

 

“Estos productos actúan a nivel de los conductos glandulares, interceptándolos y promoviendo la atrofia de las células secretoras. Tiene un 98% de efectividad. No obstante, el efecto secundario es la irritación de la zona tratada, ocasionando que muchos pacientes descontinúen su uso”, indica el especialista de INDISA.

 

Hiperhidrosis localizada moderada. Su tratamiento se debe ver con un dermatólogo, quien dependiendo de la localización de la hipersudoración puede utilizar diferentes técnicas:  

 

– Iontoforesis. Terapia mediante impulsos de corriente eléctrica de bajo voltaje. Se aplica a través de sesiones y reduce hasta un 81% la sudoración palmar. Los principales efectos secundarios son enrojecimiento de la piel, dolor local, sensación de hormigueo, entumecimiento, ardor o pérdida de la sensibilidad.

 

– Medicamentos orales. Destacan: anticolinérgicos, antidepresivos de varios tipos, ansiolíticos, betabloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio, etc. “Estos medicamentos deben ser indicados y controlados por un especialista, ya que pueden tener efectos secundarios y contraindicaciones”, enfatiza el Dr. Patricio Rodríguez.

 

– Botox. Se inyecta, de manera subcutánea, toxina botulínica en las partes con exceso de sudoración. “Su efectividad es de 90% en la reducción de un 50% de la sudoración axilar y una duración de 3 a 7 meses, luego se debe repetir la inyección. Además, este tratamiento no debe ser utilizado en niños ni embarazadas”, detalla el cirujano de tórax de Clínica INDISA.

 

 

●  Hiperhidrosis localizada severa. La cirugía es la técnica con mejores resultados y debe ser realizada por un cirujano torácico. El objetivo es bloquear definitivamente los estímulos del simpático hacia las glándulas sudoríparas.

 

“La cirugía se hace por videotoracoscopía y la ventaja es que se resuelve de manera inmediata la hipersudoración”, destaca el especialista a cargo de esta técnica en Clínica INDISA.

 

 

¿Cuándo es necesaria la cirugía y en qué consiste? 

 

El procedimiento quirúrgico se realiza cuando el paciente es diagnosticado con hiperhidrosis localizada severa. Para tratarla, se emplea la cirugía conocida como simpatectomía por videotoracoscopía.

 

“Cuando es axilar, este procedimiento trata en la sección de las cadenas formadas por el nervio simpático torácico, entre los ganglios que este tiene sobre la 2ª a 4ª costillas (dependiendo de la zona afectada) y también de las posibles interconexiones nerviosas entre dichos ganglios, a ambos lados del tórax”, puntualiza el Dr. Patricio Rodríguez.

 

Esta técnica utiliza dos pequeñas incisiones a la altura de la axila. A través de estas, se introducen la cámara y los instrumentos quirúrgicos con los que se secciona la cadena simpática.

 

Una vez seccionada la cadena simpática del lado derecho del paciente, se efectúa la del lado izquierdo. La duración aproximada de la intervención es de menos de una hora y requiere anestesia general y un día de hospitalización. La reincorporación a la vida habitual es luego de 24 a 48 horas de la cirugía.

 

El éxito de esta operación es superior al 95%, dependiendo de la zona a tratar:

 

●  Hiperhidrosis palmar: 99%.

 

●  Hiperhidrosis axilar y facial: 95-96%.

 

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cirugía de hiperhidrosis? 

 

Su principal efecto secundario es la sudoración compensatoria, es decir el organismo desvía el estímulo de la sudoración hacia zonas no intervenidas, como espalda, pecho, abdomen o piernas.No obstante, esta sudoración, con el pasar de las semanas, luego de la intervención, disminuye hasta desaparecer.

 

En Clínica INDISA destacamos por tener un cuerpo médico altamente especializado en este trastorno; dermatólogos y cirujanos torácicos que han dedicado sus estudios a combatir la hiperhidrosis. Además, contamos con pabellones quirúrgicos preparados para recibir todo tipo de cirugías, incluso las de alta complejidad y mínimamente invasivas. Esto, gracias a los 13 pabellones quirúrgicos completamente equipados y los más de 100 profesionales que trabajan en el cuidado de cada uno de sus pacientes.

 

Colaboración: Dr. Patricio Rodríguez, cirujano de tórax de Clínica INDISA.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter