fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

La importancia de ir al urólogo y chequear la próstata

La importancia de ir al urólogo y chequear la próstata

Contenidos

A partir de los 45 años, los hombres deben hacerse un chequeo anual con el urólogo. De esta manera podrán detectar a tiempo si existe algún problema o quedarse tranquilos si todo está bien. Por lo general, esta especialidad sigue generando cierta incomodidad o nerviosismo, por lo que la visita al especialista no es tan periódica ni frecuente como debiese.

 

 

Sobre este tema, el urólogo de Clínica INDISA, Dr. Ivar Vidal, señala que “al año, cerca de 1.200 hombres mueren por cáncer de próstata. Es el más frecuente y su diagnóstico temprano puede ayudar a tener un muy buen pronóstico. Por eso es de vital importancia que, a partir de los 45 años, los hombres se hagan su chequeo anual, y si existen antecedentes familiares (padre o hermano con cáncer de próstata) desde los 40 años”.

 

 

 

Hay dos tipos exámenes básicos que son fundamentales a la hora de visitar al urólogo:

 

1. Antígeno prostático específico (PSA). La mayoría de los hombres en condiciones saludables/normales presentan una concentración de PSA menor a 4 nanogramos por mililitro de sangre. Cabe destacar que la probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta a medida que el nivel de este sube. A menor edad se puede exigir valores más bajos.

 

2. Tacto rectal: Consiste en un examen digital de recto (DRE), en el cual el doctor logra palpar cualquier abultamiento o área firme en la próstata que pudiese ser cáncer y a la vez permite establecer una aproximación del tamaño de la próstata.

 

 

Ambos exámenes se pueden ocupar en la evaluación del urólogo, aunque habitualmente en hombres sin síntomas, solo se pide el examen sanguíneo.

 

Frente a esto, el Dr. Vidal enfatiza que “así como las mujeres acuden anualmente al ginecólogo para hacerse sus chequeos correspondientes, los hombres deben ir al urólogo para hacerse exámenes -a partir de los 45 años- para prevenir o detectar enfermedades a tiempo”.

 

 

Patologías que se pueden prevenir o tratar con un urólogo

 

El urólogo de Clínica INDISA indica que hay ciertas molestias, como el aumento de la frecuencia urinaria, urgencia para orinar y el despertarse para orinar en la noche, que pueden asociarse a un crecimiento benigno de la próstata, por lo que ante la presencia de estas se recomienda visitar al especialista.

 

● Cáncer de próstata
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, este es el cáncer diagnosticado con mayor frecuencia en los hombres con un 21,7%. Se calcula que con las pruebas del PSA, se podría reducir la probabilidad de muerte por cáncer de próstata entre un 20 y 30%. “Por esto es de suma importancia visitar al urólogo anualmente, ya que el diagnóstico precoz se relaciona con alta probabilidad de curación” explica el especialista.

 

● Hiperplasia benigna de la próstata o adenoma de próstata
Tiende a mal llamarse “inflamación de próstata”, sin embargo, es el crecimiento de esta. Es un proceso que le ocurre a todos los hombres a medida que van envejeciendo. El Dr. Vidal puntualiza que a los 80 años aproximadamente, el 100% de los hombres presenta algún grado de hiperplasia.

 

● Prostatitis
Esta patología es el símil a una infección urinaria en los hombres. Al igual que la cistitis en las mujeres, produce molestias al orinar y, a veces, incluso presenta sangramiento y fiebre alta. Generalmente, se le asocia dolor o dificultad al orinar, molestias en la región inguinal, pelvis o genitales. En la mayoría de los casos su tratamiento debe ser con antibióticos.

 

● Hematuria
Consiste en la presencia de sangre en la orina. Existen diversas causas, sin embargo, la más común son los cálculos en los riñones o vejiga, además de las infecciones. También puede tener como origen una lesión tumoral a lo largo de toda la vía urinaria.

 

● Cálculos renales
Son conocidos como piedras en los riñones o en la vejiga. Estos cálculos se forman por acumulaciones sólidas de cristales formados por minerales y proteínas que están en la orina. Cuando estas comienzan a desplazarse por los conductos que conectan los riñones y la vejiga, empiezan a percibirse los síntomas. Cuando los cálculos quedan alojados en los uréteres, pueden llegar a impedir el flujo de orina y hacer que el riñón se hinche y que el uréter tenga espasmos, provocando dolores intensos como:

 

– Dolor punzante e intenso en los costados y en la espalda (justo debajo de las costillas).

 

– Dolor o sensación de ardor al orinar y la necesidad constante de orinar en pequeñas cantidades.

 

– Dolor que baja hacia el abdomen y la región inguinal.

 

 

Es importante recordar que para prevenir o detectar a tiempo cualquiera de estas patologías, se debe visitar al especialista y mantener el chequeo anual.

En Clínica INDISA contamos con un equipo de urólogos altamente capacitados y comprometido con la salud de los pacientes, siempre disponible para aclarar todas tus dudas, evaluar tu situación e iniciar el tratamiento más indicado de ser necesario.
 

 


Dr. Ivar Vidal
Urólogo de Clínica INDISA.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de urología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter