fbpx

Lo que más molesta a los lactantes

Contenidos

Más de la mitad de los lactantes sanos menores de 6 meses tiene a los pocos minutos de alimentarse, regurgitaciones (ascenso fácil del contenido gástrico a la boca), o vómitos (el contenido gástrico es expulsado con fuerza por la boca).

 

Tanto las regurgitaciones como los vómitos, que pueden ocurrir varias veces al día en un principio, tienden a disminuir gradualmente a partir de los 4 meses y desaparecen antes del año.

 

El reflujo gastroesofágico es por lo tanto una molestia transitoria, asociada a la inmadurez del tubo digestivo y a la técnica de alimentación, y no debe preocupar a los padres a no ser de que se produzcan complicaciones.

 

Las complicaciones frente a las cuales hay que estar alerta y ante las que los padres deben consultar a un gastroenterólogo infantil son:

 

• Aparición de desnutrición
• Rechazo de la alimentación
• Aparición de síntomas respiratorios
• Persistencia del reflujo más allá del año de edad

 

El tratamiento más eficaz consiste en mejorar la técnica de alimentación, tanto en la frecuencia, volumen o la posición en que el lactante recibe la leche. Se recomienda no mover mucho a la guagua después de las papas y acostarlo después de comer, con la cabeza levantada en una inclinación de 30 grados.

 

Colaboración: Dr. Francisco Larraín, gastroenterólogo Infantil de Clínica INDISA

 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de gastroenterología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter