fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Mi hijo es el más bajo de su curso

Mi hijo es el más bajo de su curso

niño midiéndose en la pared

Contenidos

Es común escuchar entre los padres frases como “mi hijo es el más bajo de sus amigos” o “mi hija todavía no se desarrolla”; son las típicas interrogantes que surgen durante la etapa de crecimiento de los niños.

 

Las personas se dividen en normales bajos, promedio o normales altos, dependiendo de la genética de cada uno. “Estatura baja se considera cuando la talla es menor al percentil 3 para esa determinada edad y sexo, según las tablas internacionales de la Organización Mundial de la Salud”, explica la Dra. Patricia Lacourt, endocrinóloga infantil de Clínica INDISA. El percentil 3 es una medida que considera estatura, peso y circunferencia de la cabeza para medir el crecimiento en cada etapa.

 

Otro motivo común de consulta es cuando los niños disminuyen su velocidad de crecimiento, o en relación a la curva de crecimiento normal esperado según lo que miden sus padres.

 

Para conocer si la estatura de un menor es la adecuada se debe establecer si se trata de una variante normal del crecimiento o es una talla baja patológica. Las dos variantes normales son: talla baja familiar y retardo constitucional del crecimiento.

 

En la talla baja familiar los niños tienen una curva de crecimiento menor a percentil 3, siempre han crecido en ese rango y tienen al menos uno de los dos padres con talla baja. En este caso, se deben descartar patologías o enfermedades hereditarias, logrando alcanzar la estatura promedio familiar.

 

El retardo constitucional del crecimiento corresponde a niños que tienen una maduración tardía, y por ende una curva de crecimiento más lenta y baja de lo normal, y los resultados de sus exámenes son normales, pero tienen una edad ósea atrasada.

 

En estos casos suele haber antecedentes de una madre con menstruación tardía o el padre con estirón puberal atrasado; por lo tanto, estos niños tendrán una pubertad tardía y darán el estirón desfasado de sus pares, pero alcazarán la esatura familiar.

 

La talla baja patológica tiene múltiples causas como las enfermedades crónicas (insuficiencia renal hepática), déficit hormonales (hipotiroidismo, déficit hormona de crecimiento), patologías óseas, etc. Para esto se solicitan exámenes de laboratorio, radiografías, se dibuja la curva de crecimiento y se busca en los antecedentes del niño y familiares, tratándose según la causa.

 

Para que los niños crezcan correctamente es importante llevar una vida saludable y una alimentación adecuada. En esa línea, comer diariamente frutas y verduras, tomar dos o tres lácteos al día, realizar actividad física y dormir las horas adecuadas, permitiendo que tenga una actividad escolar normal y sin sueño, resulta clave. En cuanto al suministro de vitaminas, éste debe ser recomendando por un especialista sólo si lo amerita.

 

Colaboración: Dra. Patricia Lacourt, endocrinóloga infantil de Clínica INDISA.

 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de endocrinología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter