X
Elige tu Centro Médico

Sucursal Providencia Sucursal Maipú
Reserva de horas Anular horas Telemedicina Mi Portal Buscador 1 Alertas
Buscador 1 Alertas

¿Qué es el virus de boca, mano y pie y por qué es más frecuente en los menores de 5 años?

¿Qué es el virus de boca, mano y pie y por qué es más frecuente en los menores de 5 años?
Bebé chupando un juguete - virus boca manos y pie

Contenidos

¿Sabías que existe una enfermedad que afecta la boca, las manos y los pies? Se trata de un virus muy frecuente que abarca simultáneamente estas zonas y a ello debe su nombre, sin embargo, no hay que asustarse, porque suele ser más común de lo que se cree.

 

La pediatra de Clínica INDISA, Dra. Jimena Yáñez, nos cuenta las causas, síntomas y tratamientos del virus de boca, mano y pie

 


 

¿Qué es esta patología?

 

El virus de boca, mano y pie es una enfermedad de alta contagiosidad, causada por el virus Coxsackie A16, y se manifiesta, tal como su nombre lo indica, en esas zonas del cuerpo y, a veces, en glúteos y en extremidades inferiores.

 

Su desarrollo se da comúnmente en lactantes y en niños menores de 5 años; sin embargo, niños mayores a esta edad y adultos, también pueden ser víctimas de esta afección.

 

Debido a su fácil y rápida transmisión, el mayor riesgo que presenta la enfermedad es el contagio en pequeños que asisten al jardín infantil o al colegio. La mayoría de las veces esta enfermedad no llega a ser grave y casi todas las personas se recuperan en un plazo de siete a diez días sin tratamiento médico. “Sin embargo, en algunas ocasiones, puede existir un rebrote y la enfermedad llega a durar 1 mes” puntualiza la especialista de Clínica INDISA.

 

¿Cuáles son los síntomas del virus de boca, mano y pie?

 

Según la Dra. Jimena Yáñez, los síntomas son variados, y enumera entre los más comunes que pueden presentarse los siguientes:

 

• Lesiones características que pueden aparecer en la boca o alrededor de ella (úlceras pequeñas).

• En las manos y extremidades inferiores pueden aparecer lesiones conocidas como vesículas, que son unas ampollas duras y con contenido líquido. En raras ocasiones, estas lesiones pueden romperse y exudar.

• Fiebre.

• Muchas veces, los niños no pueden comer por el dolor en su boca.

 

Es importante destacar que estos síntomas sí pueden verse agravados y presentar erupciones cutáneas tipo vesículas que evolucionan a costra. En la mayoría de los casos, estas vesículas no provocan molestias, pero, en ocasiones, se pueden romper y generar dolor. Raramente producen comezón y/o ampollas en las manos y en los pies, muy similares a la varicela (peste cristal).

 

Cómo se muestran los síntomas

 

“La fiebre es el primer síntoma que suele presentarse. Posteriormente, y de forma variable, en los niños suele venir un dolor abdominal, acompañado de dolor de garganta y unas deposiciones más blandas. Ya al segundo día aparecen lesiones dentro y/o fuera de la boca, además de manchas rojas en la piel”, explica la pediatra de INDISA.

 

Diagnóstico de la enfermedad

 

El diagnóstico se basa en el examen físico, por lo que no es necesario realizar estudios de laboratorio complementarios. “El problema principal que puede ocasionar esta peste es que las ampollas que aparecen en la boca de los niños pueden provocar que dejen de comer y de beber agua. Dado esto, puede ser que el médico tratante le recete algo para el dolor y enfatice en la importancia de la hidratación”, agrega la especialista.

 

Contagio

 

Los papás deben tener en consideración que este no es un virus que suela agravarse, por lo que no tienen que asustarse si los niños de la casa se contagian con él.

 

Hay días en los que existe más propensión al contagio. Estos son durante la primera semana. Sin embargo, pueden haber adultos que son portadores silenciosos de la enfermedad, es decir tener el virus sin presentar síntomas.

 

Cuando se presenta el cuadro de síntomas previamente mencionado, la enfermedad se puede contagiar por:

 

• Contacto directo con el portador.

• Tocar las secreciones del paciente.

• Manipular objetos compartidos con el paciente.

 

Tratamiento del virus de boca, mano y pie

 

Si bien esta enfermedad no tiene tratamiento específico, la pediatra de Clínica INDISA recomienda tomar ciertas medidas de cuidado general:

 

• Una adecuada hidratación para manejar la fiebre.

• En ciertas oportunidades, los antiinflamatorios pueden aportar, en caso de dolor y para manejar la fiebre.

• Líquidos fríos para aliviar las lesiones de la mucosa oral que provocan malestar al tragar.

 

Además, hay que tratar de que los niños infectados estén en casa y bajo observación. “En general, es una enfermedad benigna y no tiene complicaciones frecuentes,” enfatiza la Dra. Jimena Yáñez.

 

Cómo prevenir el virus

 

Para prevenir el contagio, la pediatra entrega recomendaciones que pueden disminuir en un porcentaje importante la posibilidad de contraer esta enfermedad:

 

1. Aquellos niños enfermos, deben ser aislados en sus casas.
2. No compartir con personas que sufran esta enfermedad.
3. No tocarse los ojos, la nariz y la boca, si no se ha lavado las manos.
4. Mantener la misma medida de autocuidado que realizamos por el Coronavirus ya que se transmite por la misma vía.

 

Recuerda, si algún miembro de tu familia presenta alguno de estos síntomas, no debes asustarte, pero sí mantenerte alerta a las señales y consultar a tu especialista. En Clínica INDISA, te invitamos a conocer a los profesionales y las áreas de atención que tenemos disponibles para ti.

 


Dra. Jimena Yáñez
Pediatra de Clínica INDISA

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de pediatría
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter