fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Seis consejos para cuidar tu embarazo

Seis consejos para cuidar tu embarazo

Mujer comiendo frutas sentada sobre un sillón

Contenidos

Conoce aquí algunas recomendaciones entregadas por Andrea Venegas, matrona de Clínica INDISA, para que tengas un embarazo sin complicaciones.

 

Entre la mujer y el futuro niño o niña que crece dentro de ella, hay un constante canal de comunicación. Toda acción que la madre realice tendrá repercusión en el desarrollo del feto.

 

Por ejemplo, si ella practica actividad física de manera tranquila y con cuidado, dentro de los beneficios se encuentra una mejora de su oxigenación, según explica Andrea Venegas, matrona de la Clínica INDISA.

 

La profesional agrega que si la futura mamá mantiene una alimentación adecuada, favorecerá el desarrollo del feto. Asimismo, si descansa y efectúa en forma tranquila sus actividades del día a día, esto le proporcionará bienestar.

 

Algunos consejos para cuidar tu embarazo

1. El que estés embarazada, no quiere decir que estés enferma

Es recomendable que no dejes de realizar las actividades del día a día que solías hacer cuando no estabas embarazada. Si no hay una restricción de tu médico tratante o matrona, puedes llevar tu embarazo con total normalidad

 

El darte tiempo libre para realizar una actividad agradable y desconectarte nunca está de más: tomar un café con una amiga, ir al cine, leer un libro, salir de compras o caminar al aire libre, son actividades que ayudan a la salud mental.

 

2. Cuida tus pies

Es imprescindible llevar desde ahora, siempre, un calzado cómodo y dejar los zapatos altos de lado por un tiempo.

 

Trata de evitar estar mucho tiempo en la misma posición, tanto de pie como sentada; poner los pies en alto y abandonar el sedentarismo también ayudará a la circulación sanguínea y, de esta manera, mejorará la retención de líquidos y disminuirá la hinchazón de pies y tobillos que es muy frecuente en el embarazo

 

3. Dormir es clave

Es probable que puedas sentirte más cansada de lo habitual durante este período, por eso nunca está de más dormir lo suficiente durante el embarazo y aprovechar los primeros meses, ya que a medida que el feto crece, será más difícil encontrar una postura cómoda para dormir.

 

“Una recomendación es dormir sobre el lado izquierdo, ya que una de las grandes venas pasa por la parte derecha del abdomen. Esta postura impide que el peso del útero presione esta vena. Además, optimiza el flujo sanguíneo hacia la placenta, por lo tanto la cantidad de oxígeno que le llega al feto”, precisa la matrona de INDISA, Andrea Venegas.

 

Existen cojines maternales, los cuales tienen una forma similar a un arco. Estos están diseñados para la comodidad y el bienestar de las mamás, sobre todo durante el embarazo, convirtiéndose en un gran aliado, especialmente en las últimas semanas de gestación.

 

4. Cuidar la piel

La piel durante el embarazo sufre alteraciones como la hiperpigmentación, debido a la acción de las hormonas que se activan en este período. Por esto, es fundamental aplicar bloqueador de sol para evitar las manchas en la piel y las quemaduras.

 

Algunas mujeres sufren de estrías durante el embarazo, por lo que es recomendable el uso de cremas antiestrías para prevenir la aparición de esas cicatrices. Además, se pueden aplicar estas cremas 2 o 3 veces en el día, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a un ritmo más acelerado.

 

5. Cuidado con el bajo peso

Cuando una futura mamá tiene problemas para subir de peso o se encuentra bajo de lo esperado, es algo importante. Esto se debe a que muchas veces, la mala alimentación o falta de consumo de nutrientes básicos puede llevar a una restricción en el desarrollo y crecimiento fetal intrauterino (RCIU).

 

Es por esto que una futura mamá debe tener una dieta balanceada, que incluya alimentos de todos los grupos básicos, que son:

 

• Lácteos
• Carnes
• Pescados
• Huevos
• Cereales
• Legumbres
• Frutas y verduras

 

Esto puede ayudar a prevenir los problemas que conlleva el bajo peso y evitar un parto prematuro. El extremo opuesto es también una situación que conviene evitar.

 

6. Alimentación y nutrición

Cuando se está en el período de embarazo, la alimentación no debe variar mucho, pero debes tener en cuenta que:

 

• No se recomienda comer en grandes cantidades, es mejor ingerir pequeñas porciones, varias veces al día. Es un mito el que se debe comer “por dos”. Cuando se come en las porciones recomendadas, aumenta la posibilidad de evitar la acidez, además de que ayuda a evitar el sobrepeso.

 

• Están prohibidas las carnes o pescados crudos, semicrudos o embutidos, ya que los alimentos en este estado pueden contener bacterias peligrosas, que en el peor de los casos pueden causar complicaciones graves en el embarazo.

 

• Durante seis meses antes del embarazo y en los tres primeros, es importante añadir ácido fólico a la dieta, para evitar posibles malformaciones fetales o espina bífida.

 

• Reduce el consumo de productos estimulantes como el café, té y chocolate. Sin embargo, es importante aconsejarse con un profesional de la nutrición.

 

• Se recomienda acudir al nutricionista para que guíe una alimentación balanceada y de acuerdo a tu propio ritmo e intereses, sin perder de vista tú bienestar y el del bebé.

 

• No se puede consumir tabaco ni alcohol. Esto se debe a que el fumar durante el embarazo expone al bebé a sustancias perjudiciales como alquitrán, monóxido de carbono y nicotina. Esta última reduce el oxígeno y nutrientes al bebé, siendo peligroso para su desarrollo. El alcohol, por su parte, interfiere en el desarrollo normal del feto, provocando defectos congénitos de nacimiento.

 

Posibles complicaciones en el embarazo

Si bien muchas mujeres tienen embarazos normales, pueden presentarse complicaciones. Sin embargo, esto no quiere decir que no tendrán un niño o niña saludable. Más bien, significa que su doctor la vigilará de cerca y le solicitará exámenes complementarios.

 

Dentro de las complicaciones más comunes, se incluyen:

 

• Diabetes gestacional
• Hipertensión durante el embarazo, que puede derivar en preclampsia
• Incompetencia cervical
• Problemas derivados de la implantación de la placenta
• Trabajo de parto prematuro. Este puede tener muchas variables
• Que el feto no esté creciendo bien
• Que el feto presente problemas de salud

 

Infografía cuidados en el embarazo

 
 
 
 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de maternidad
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter