X
Elige tu Centro Médico

Sucursal Providencia Sucursal Maipú
Reserva de horas Anular horas Telemedicina Mi Portal Buscador 1 Alertas
Buscador 1 Alertas

Sexualidad durante el embarazo: mitos y realidades

Sexualidad durante el embarazo: mitos y realidades
pareja

Contenidos

El embarazo es una de las etapas más intensas por las que puede pasar una mujer, pues va de la mano de una serie de cambios físicos, psicológicos y sexuales, que muchas veces no se hablan o se normalizan.

 

Hay una serie de mitos y desinformación al respecto y a veces se cree, por ejemplo, que la actividad sexual afecte al feto, cuando en realidad los especialistas recomiendan mantenerla durante todo el embarazo.

 

Por eso, quisimos que nuestra ginecóloga de Clínica INDISA, Dr. Lilian Carrasco, despeje todas las preguntas en torno a este tema para que puedas tener una vida sexual saludable y segura, derribando las creencias más populares y aclarando las dudas al respecto.

 

 

 

Los tres mitos más comunes

 

1. Miedo de dañar el feto: ya sea el terror de producir un aborto, inicar el proceso de parto o romper las membranas. La Dra. Carrasco nos explica que esto no puede pasar ya que el feto está protegido, el cuello del útero está cerrado y coloca distancia entre el canal vaginal y las membranas amnióticas; las paredes del útero son firmes y las membranas y líquido amniótico lo protegen. En general, se aconseja que la pareja mantenga su sexualidad activa durante todo el embarazo, a menos que el médico especialista le haya recomendado lo opuesto.

 

2. Las mujeres pierden la libido por los cambios hormonales: la libido está influenciada por distintos factores, no solo los hormonales, sino también los cambios corporales y cómo son percibidos por la mujer. “Alrededor de un 40% de las mujeres refieren disminución de la libido, para otras permanece igual e, incluso, puede aumentar. En algunas pacientes, se observa el mismo nivel de libido, mientras que en otras aumenta o disminuye. Esto tiene más relación con factores psicológicos que hormonales, como ocurre en toda la vida”, explica la doctora.

 

3. El embarazo nos protege de infecciones de transmisión sexual: la especialista aclara que de ninguna manera estar embarazada protege a las mujeres contra las infecciones de transmisión sexual, o bien de transmitirlas. Incluso, el contagio de alguna ITS puede afectar el embarazo o directamente al recién nacido.

 

 

Beneficios de las relaciones sexuales durante el embarazo

 

Por otra parte, y según la ginecóloga de Clínica INDISA, la sexualidad durante el embarazo tiene bastantes beneficios.

 

1. Se liberan endorfinas y encefalinas: hormonas encargadas del bienestar.
 

2. Mejor lubricación vaginal: al tener mayor flujo sanguíneo también aumentan las secreciones vaginales. Las relaciones íntimas pueden ser mucho más placenteras.

 

3. Alivia dolores y molestias: es como un analgésico para dolores musculares y de cabeza.

 

4. Aporta beneficios emocionales: renueva el vínculo de pareja. Le brinda a la madre el apoyo emocional que necesita para hacer frente a este período.

 

 

Cuándo no tener relaciones sexuales durante el embrazo

 

La especialista de Clínica INDISA nos explica que existen cuadros médicos que deben considerarse y que ameritan la suspensión de la actividad sexual.

 

1. Cuando existe un sangrado de causa no precisada.

 

2. Si existen síntomas de parto prematuro puede pausarse la actividad sexual hasta una evaluación médica, no solo en caso de placenta previa oclusiva que ha sangrado.

 

3. Si algún integrante de la pareja tiene una infección genital.

 

4. Si se rompe la bolsa amniótica.

 

5. Si se tiene alguna infección de trasmisión sexual.

 

 

Sexualidad durante los trimestres: cómo afecta

 

Como mencionamos al inicio, todas las mujeres viven su sexualidad de manera distinta y como les acomoda. Y de la misma manera, su deseo de mantener relaciones sexuales puede cambiar durante todo el embarazo, sin embargo en los distintos trimestres pueden existir algunas tendencias

 

Primer trimestre

El cuerpo en el embarazo está en constante cambio, tanto físico como hormonal. Esto puede hacer sentir a la mujer cambiante, con síntomas típicos de esta etapa, aumento de la sensibilidad de las mamas, vómitos, asco, cansancio y náuseas.

 

Puede ser que estos cambios la hagan sentir menos deseada o dispuesta. Eso es solo en algunos casos, ya que la revolución de hormonas también puede generar un aumento de libido en las primeras semanas.

 

Segundo trimestre

Debido a que en esta etapa del embarazo el cuerpo ya está con menos cambios, es normal que exista una mayor comodidad con el cuerpo y sus nuevas sensaciones. Asimismo, los síntomas del primer trimestre desaparecieron.

 

Tercer trimestre

Ya finalizado el embarazo, el tamaño del vientre puede dificultar algunas posiciones sexuales. Sin embargo, sigue siendo seguro mantener relaciones.

 

 

Sexo después del parto, ¿cuándo y cómo?

 

La Dra. Lilian Carrasco explica que lo recomendable es tener un período de abstinencia, que normalmente se ha definido como los primeros 40 días. Sin embargo, siempre es importante preguntar en el primer control posparto. También debemos tener en cuenta:

 

● Uso de anticonceptivos: si bien la lactancia a libre demanda es un anticonceptivo natural por los primeros seis meses, este solo es confiable si cumple con algunos requisitos, por lo que el especialista puede recomendar un método anticonceptivo adicional si no se está buscando otro embarazo prontamente.

 

● Lubricante: debido a que se está en un proceso, nuevamente de cambios hormonales y en período de lactancia, la vagina y vulva se pueden sentir más secas de lo normal, especialmente durante la actividad sexual. En estos casos, se puede usar gel lubricante para ayudar a que la relación sexual sea cómoda y estimulante.

 

● Paciencia con el cuerpo: debido a que el parto y los cambios posteriores es una experiencia de mucho estrés corporal y emocional, es posible que el placer inicialmente no sea cómo antes. Como ayuda, también para trabajar el piso pélvico, se recomiendan distintos ejercicios (como kegel) o apoyo por kinesioterapia de piso pélvico.

 

● Entender la nueva etapa de madre mujer: nadie espera que se retome la vida sexual de manera rápida y menos con todo el trabajo que puede significar un recién nacido, además de todos los cambios que sufre el cuerpo durante y después de un embarazo, por lo que si se quiere tomar un descanso, vivir esta etapa de otra manera, no debe sentirse mal o agobiada. Todas tenemos nuestros tiempos.

 

Recuerda que el equipo médico de nuestra Clínica de Maternidad estará contigo para acompañarte de manera médica y humana en todo momento. El compromiso que tomamos en Clínica INDISA es que estés cómoda y tranquila durante tu embarazo, y que la atención integral que recibas te permita disfrutar del nacimiento de tu hijo en plenitud.

 

 


Dra. Lilian Carrasco
Ginecóloga de Clínica INDISA

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de ginecología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter