fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

Vivir con diabetes

Vivir con diabetes

Contenidos

Cuando la salud está en nuestras manos, debiéramos hacer todo lo necesario para no enfermarnos. La diabetes y enfermedades posteriores que se desencadenan a partir de ella podemos evitarlas.

 

La diabetes es una alteración que afecta a todo nuestro organismo y se produce generalmente porque están afectadas tanto la producción de insulina por parte del páncreas y/o su acción en los diferentes órganos. La insulina es la hormona que ayuda a transformar el azúcar y alimentos que ingerimos en energía, promoviendo el buen funcionamiento del cuerpo.

 

“Esta enfermedad tiene un componente genético que da la predisposición a padecerla. Pero deben existir factores gatillantes como la obesidad, infección por ciertos virus, alimentación u otros, para que se presente”, explica la Dra. Luciana Concha, diabetóloga de Clínica INDISA.

 

Hay varios tipos de diabetes, pero las más frecuentes son la diabetes tipo 1, que aparece súbitamente a cualquier edad, preferentemente en niños y adolescentes, y la diabetes tipo 2 en los adultos, precedida generalmente por varios años de un estado de pre-diabetes asociado a obesidad y estilos de vida poco saludables.

 

Para tratar la diabetes se requiere que el paciente desde el primer momento colabore mucho en su cuidado, con alimentación saludable y ejercicios. La diabetes tipo 1 necesita desde su diagnóstico el uso de insulina y mediciones de glicemias. La diabetes tipo 2 se controla con medicamentos en un comienzo, pero a veces también requiere de tratamientos con insulina y autocontrol.

 

Recomendaciones para una vida más saludable

– Llevar una dieta sana y equilibrada.
– Consumir hidratos de carbono en una cantidad moderada y con bajo índice glicémico.
– Hacer ejercicios aeróbicos, idealmente 150 minutos a la semana.
– Reducir el consumo de azúcar refinada.
– Incluir en la dieta carnes magras, pollo, pescado, nueces y legumbres.
– Preferir aceite de oliva.
– Limitar el consumo de alcohol.

 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora con nutricionista
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter