Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

Cáncer de Mama en Chile


Cáncer de Mama en Chile


Octubre es el Mes del Cáncer de Mama. En este período, además de dar a conocer en qué consiste esta enfermedad, se busca promover los controles anuales para detectar a tiempo esta patología que, si se encuentra en su fase inicial, tiene un 90 % de éxito.

La importancia de la prevención recae en que después del cáncer de piel, el de mama ocupa el primer lugar en nuestro país, constituyéndose de esa manera como la primera causa de muerte por cáncer en la mujer chilena y la segunda causa de mortalidad en Chile, solo superada por las muertes circulatorias cardíacas y cerebrovasculares en su conjunto. “Se calcula en alrededor de 3.800, las mujeres que son diagnosticadas con esta enfermedad anualmente, y en alrededor de 1.400 las que fallecen por esta causa”, explica la Dra. Garbiñe Ballesteros, cirujano oncóloga especialista en patología mamaria de Clínica INDISA.

Pero ¿cómo se puede prevenir el riesgo? Según explica la especialista, lo primero a considerar son los factores que se traducen en la responsabilidad específica del paciente como, por ejemplo, evitar la consulta tardía, que se da en todos los estamentos socioeconómicos. “Es fundamental la consulta inmediata de la mujer que pesquisa alguna anormalidad en sus mamas, dado el impacto que el retraso diagnóstico tiene en la curación de este cáncer”, enfatiza la especialista.

Por otra parte, se considera positivo aumentar el ejercicio físico, mantener un peso corporal adecuado -ya que la obesidad tiene un aumento de riesgo de cáncer- y evitar terapia hormonal de reemplazo más de 5 años. Pero, también hay factores que no se pueden eliminar, como el factor genético. Dentro de este grupo, se recomienda consultar a quienes:

Tienen parientes consanguíneos -abuelas, madre, hermanas, tías-, ya sea por parte materna o paterna, con antecedentes.
Tienen antecedentes de cáncer de mama y ovario en la misma línea de la familia o los dos tipos en una misma persona.
Tienen a un hombre de la familia que ha sufrido cáncer de mama.
Tienen mujeres en su familia que han tenido cáncer de mama bilateral.
Tienen parientes con cáncer de mama triple negativo.
Tienen en su familia parientes con otros tipos de cáncer, además del de mama, como de próstata, melanoma, de páncreas, de estómago, de útero, de colon, de tiroides o sarcoma.
Tienen ascendencia judía asquenazí.
Tienen algún familiar que tenga confirmado algún gen de cáncer de mama anormal.


De igual manera, la Dra. Garbiñe Ballesteros explica que se debe consultar en las siguientes situaciones:


Nódulo en la mama.
Aparición de zona de consistencia distinta al resto de la mama.
Cambio en el tamaño, forma o apariencia de la mama.
Cambios en la piel de la mama: retracción, úlcera, enrojecimiento, aspecto de piel de naranja.
Retracción del pezón.
Descamación, costra o herida en la superficie del pezón.
Aumento de volumen en la axila.
Descarga sanguinolenta por el pezón.


Finalmente, la Dra. Ballesteros puntualiza que la detección precoz de un cáncer de mama es clave en el resultado final y que la autopalpación debe ser una práctica habitual y programada, aunque es insuficiente en el diagnóstico temprano. “La mamografía como examen principal complementada con la ecotomografía mamaria ofrecen un control mamario adecuado y permiten detectar la mayoría de las lesiones tempranas. En caso de dudas, existen otros exámenes de mama, como la resonancia o la tomo síntesis”, añade.

Revisa la siguiente infografía para más información y, si tienes dudas, no olvides visitar nuestro programa de Cáncer de Mama.