Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

Conoce cómo las proteínas pueden potenciar tu musculatura


Conoce cómo las proteínas pueden potenciar tu musculatura


Los alimentos que comemos todos los días nos entregan nutrientes y vitaminas que generan distintas respuestas en nuestro organismo. Por ejemplo, las naranjas son frutas con alto contenido de vitamina C, un potente antioxidante; la avena es un carbohidrato que mejora nuestra digestión por su alto contenido de fibra; los porotos aportan proteínas y así la lista sigue.

Los macronutriente son aquellos alimentos que suministran la mayor parte de la energía metabólica del organismo y el que no puede faltar en nuestra dieta es la proteína, ya que es esencial para la formación y reparación de los músculos, huesos y otros tejidos.

Este se encuentra en distintos alimentos, tanto de origen animal como vegetal, y si uno quiere empezar a generar mayor masa muscular es esencial incorporarlo de manera adecuada a la dieta. Es importante optar por alimentos que contengan mayores cantidad y mejor calidad de proteínas”, explica la nutricionista Dana Bortnick.

Todos los cuerpos y metabolismos son distintos, por lo que si se quieren lograr objetivos específicos de crecimiento muscular y pérdida de grasa se debe visitar a un profesional de la nutrición. Este solicitará exámenes si es necesario y ajustará la pauta de alimentación de una manera específica para cada organismo.

“Una buena manera de empezar es mejorar el aporte y calidad de los alimentos proteicos. Preferir cortes de carne magros, preparaciones al horno, asado o al vapor. Acompañar las legumbres con arroz o fideos para mejorar su calidad proteica”, puntualiza Bortnick.

Algunos alimentos proteicos son:

Huevo en todos sus formatos: un alimento completo y de fácil acceso.
Jamón - pechuga de pavo: tiene menor contenido de grasa.
Tofu: una alternativa vegana para quienes quieran consumir más proteína.
Legumbres: algunas como los porotos, lentejas y garbanzos tienen un nivel más bajo de proteínas, pero combinado con carbohidratos mejora su calidad.
Carnes de origen animal: vacuno, pescado, pollo y otros son las fuentes de proteína más conocidas.
Lácteos: si bien tienen menor cantidad de proteína que las carnes, son de alto valor biológico.