fbpx

¿Es posible que sea infértil?

La decisión de formar una familia es un momento único y especial para cada pareja, aunque algunas veces nuestros planes pueden demorar más de lo esperado. Si ya llevas un año tratando de tener un hijo, o si tienes 35 años o más y llevas 6 meses tratando de embarazarte, entonces te recomendamos consultar a expertos en infertilidad.

Se considera que una persona tiene problemas para embarazarse, cuando después de un año de llevar una vida sexual activa -dos o tres veces por semana y sin usar algún método anticonceptivo- aún no hay un embarazo. Hay muchos motivos por los que una pareja no puede concebir en forma espontánea, y afecta tanto a hombres como a mujeres. En esos momentos, es cuando la Clínica de Familia INDISA los quiere acoger y acompañar.
Pareja en tratamiento de fertilidad

¿Cuándo una mujer es infértil?

En el caso de las mujeres, son varias las causas por las cuales se puede producir infertilidad. Por ejemplo:

• Falta o falla de la ovulación por malformaciones congénitas.
• Cirugías ginecológicas previas.
• Reserva ovárica disminuida (“óvulos envejecidos”, con daño o alteración en su “cantidad y calidad”).
• Daño en las trompas.
• Endometriosis.
• Secuelas de enfermedades inflamatorias pelvianas o la existencia de quistes.
• Enfermedades del útero: miomas, pólipos o malformaciones.

Es recomendable que aquellas mujeres que presentan factores de riesgo de infertilidad -como infección pélvica o cirugías ginecológicas-, consulten a un especialista.

¿Cuándo un hombre es infértil?

La infertilidad masculina muchas veces se confunde con la virilidad del hombre, siendo el principal miedo y obstáculo para asumir la enfermedad. La infertilidad en el hombre, en la mayoría de los casos se debe a:

• La producción de una baja cantidad de espermios.
• Alteración en la calidad de los espermatozoides.

- Espermatozoides lentos.
- Alteración en su forma.

Cada día se hacen más importantes los factores ambientales (tóxicos del ambiente) y los hábitos (mala alimentación ligada con obesidad y problemas metabólicos, consumo de cigarrillos y drogas (incluida la marihuana).

La obstrucción de los conductos por los que transitan los espermios, la disfunción eréctil, secuelas de enfermedades como las parotiditis o paperas, radiaciones nocivas, enfermedades crónicas e infecciosas, entre otras, también son causas reconocidas. Además, se consideran grupo de riesgo a aquellos hombres que han tenido alguna enfermedad, cirugías testiculares, testículo ascendido o varicocele.

Sobre un tercio de los casos de infertilidad afecta a ambos miembros de la pareja.