fbpx

Cómo apoyar a las personas mayores y personas con discapacidad durante y post pandemia.

Contenidos

En la actual pandemia de Covid-19, las personas mayores y las personas en situación de discapacidad, son consideradas parte de los grupos de preocupación en tiempos de aislamiento, debido a los requerimientos particulares de apoyo que requieren, dada la probabilidad de contagio o el desarrollo de formas más graves y severas en caso de contraer la enfermedad. El envejecimiento patológico, la invisibilización social de la discapacidad y la falta de apoyo para desenvolverse autónomamente en la vida cotidiana, fomentan este contexto.

 

 

La prevención y el autocuidado, cualquiera sea la situación global de salud, constituyen la primera y mayor estrategia de protección, por lo que son fundamentales el entorno familiar y los cuidados, incluyendo los propios servicios de salud y las instituciones de larga estadía, desarrollando las medidas pertinentes.

 

 

Ante esta situación, la psicóloga y jefa de la Unidad de Salud Emocional Hospitalaria de Clínica INDISA, Patricia González Salvo, enfatiza en la importancia de promover su calidad de vida, tanto en lo que respecta a su autodeterminación, relaciones interpersonales, desarrollo personal y bienestar emocional, en estos tiempos de cambios profundos.

 

Recomendaciones para ayudar

 

El no poder salir y estar aislado produce momentos de angustia, ansiedad, estrés y también temores. Ante esto, la psicóloga entrega recomendaciones para poder acompañar y apoyar a las personas mayores o en situación de discapacidad.

 

Comunícate regularmente, para conocer su situación actual y hacerles sentir más cerca durante la cuarentena. En caso de que vivas con alguno de ellos, acércate, escucha y atiende lo que tengan que decir. El arte de acompañar a otro está en dedicar genuinamente nuestro interés y atención a lo que el otro quiera comunicarnos.

 

Usa medios de comunicación cercanos, como videos, audios o llamadas telefónicas. Estos dan una sensación de mayor cercanía y presencia que los mensajes de texto, por ejemplo.

 

Pregúntales cómo se sienten, cómo ha cambiado su rutina, cómo les han impactado dichos cambios a nivel emocional y qué cosas están haciendo para poder sobrellevar la situación actual.

 

Incentívalos para que sigan realizando o inicien nuevas actividades placenteras dentro de sus hogares. Implementando rutinas de ocio y tiempo libre que le sean significativas e incrementen su percepción de bienestar, tales como escuchar música, leer, realizar manualidades, hacer deporte o actividad física, entre otras.

 

En el caso de estar al cuidado de una persona con necesidades de apoyo generalizado, procura seguir una rutina lo más estable posible. Mantener ritmos de sueño, de aseo y de comidas, permite sobrellevar de mejor manera este momento, tanto al cuidador/a como a la persona cuidada.

 

Es clave coordinar las redes de apoyo, tanto familiares como sociales, para entre todos garantizar que se estén cubriendo adecuadamente las necesidades básicas del día a día.

 

 

“Lo que se debe hacer es pensar en alternativas para aprovechar el tiempo y reducir el impacto psicológico. Si bien es muy importante hablar de lo que está ocurriendo, también lo es que no se expongan a una sobre información, tanto en televisión, radio o prensa escrita, así como en redes sociales, que termine incrementando su sensación de angustia o ansiedad. Hay que propender a la responsabilidad personal en relación con sus cuidados de salud, y hacerles saber que es una situación compleja que nos desafía a todos a usar nuestros recursos emocionales para afrontarla, teniendo siempre presente nuestro bienestar y el de nuestro entorno”, señala la jefa de la Unidad de Salud Emocional Hospitalaria.

 

¿Cómo prepararnos para lo que vendrá una vez terminada la pandemia?

 

Si bien nos encontramos en plena crisis sanitaria, en algún momento tendrá que llegar a su fin. Es por esto que la psicóloga Patricia González cree que es fundamental el que hoy comencemos, incluidas las personas mayores y las personas en situación de discapacidad, a reflexionar para cuando pase la pandemia.

 

 

“Lo primero es observarnos nosotros mismos e identificar cómo estamos hoy, lo que nos ayudará a develar que estamos sintiendo, dar un nombre a esa emoción, para desde ahí aceptar lo que nos está pasando. Asimismo, nos ayudará a poder situarnos en el presente, para desde aquí y ahora, comenzar a construir lo que vendrá más adelante”, detalla la especialista.
Para lograr esto, hay distintas estrategias como conversar, meditar, respirar, escribir, pintar, cantar y muchas otras. Realizar cualquier acto que nos haga sentido y nos permita reforzar el rol protagónico de nuestras vidas, pues como señala Patricia González, “las personas vivimos constantemente situaciones complejas y desafiantes, y eso es incontrolable, pero sí podemos decidir cómo queremos vivir esas experiencias, y para ello es primordial ser conscientes de quiénes estamos siendo hoy”.

 

 

Por otro lado, la jefa de la Unidad Emocional señala que es fundamental reconocernos y reconocer al otro desde el respeto, como seres autodeterminados, independiente de la edad o situación de discapacidad, pues todos somos iguales en dignidad y derechos. Y en este aspecto, se aplica también el cuidado mutuo y el apoyo de nuestra red de cercanos.

 

 

Por último, es relevante recordar qué es lo que nos ha ayudado en el pasado a superar situaciones difíciles, ya que así podremos darnos cuenta de que contamos con los recursos y estrategias que se requieren para lidiar con situaciones críticas.

 

 

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter