X
Elige tu Centro Médico

Sucursal Providencia Sucursal Maipú
Reserva de horas Anular horas Telemedicina Mi Portal Buscador 1 Alertas
Buscador 1 Alertas

Problemas durante la lactancia ¿Qué es la Mastitis?

Problemas durante la lactancia ¿Qué es la Mastitis?

Contenidos

La Mastitis es un cuadro inflamatorio agudo de la glándula mamaria, habitualmente de origen microbiano -aunque existen otras causas- que afecta principalmente a las mujeres que se encuentran en período de lactancia, en ellas, el cuadro se llamará Mastitis Aguda Puerperal. De la misma forma, puede ocurrir en mujeres que no están amamantando y excepcionalmente a los hombres.
 
Las principales causas de la mastitis son:
 
• Conducto mamario bloqueado: si la madre no evacua completamente en cada lactancia, corre el riesgo de que uno de los conductos mamarios se pueda obstruir y la presencia de bacterias puede generar un cuadro inflamatorio.
 
• Bacterias que ingresan en la mama: las bacterias de la superficie de la piel y boca del bebé, durante la succión, pueden ingresar en los conductos mamarios a través de una grieta del pezón o una abertura del conducto mamario.
 


 
Uno de los principales problemas que genera la mastitis, es que puede provocar en la madre una sensación de que ya no tiene leche, lo que dificulta el cuidado del bebé. En otros casos, esta puede rechazar al lactante, ya que es bastante doloroso y debilitante, por lo que no quiere seguir amamantando.
 

Síntomas de la mastitis
 
Los signos y síntomas de esta enfermedad pueden ser repentinos y pueden variar, pero a menudo incluyen:
 
• Aumento de la sensibilidad, dolor y/o alza febril.
 
• Enrojecimiento y edema de la piel.
 
• Aumento de volumen localizado al sitio donde empieza a formarse el absceso.
 
• Engrosamiento del tejido o bulto.
 
• Sensación de ardor en forma continua o durante la lactancia.
 
• Malestar general.
 
Por otro lado, también existen algunos factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de la mastitis, en los que se incluyen:
 
• Antecedente de mastitis previa
 
• Pezones lastimados o agrietados.
 
• Uso de sostén ajustado o presión prolongada en el pecho.
 
• Técnica de lactancia inadecuada.
 
• Desaseo y precarias condiciones nutritivas.
 
• Tabaquismo.
 
Por ello, es esencial conocer algunas técnicas para evitar la aparición de este cuadro en la lactancia y como hemos mencionado, esta tiene estrecha relación con el vaciamiento inadecuado de la leche de las mamas, por lo que una de las mejores formas de prevenirla es optimizando la técnica de lactancia materna.
 
Otra opción muy recomendable es contar con un asesor de lactancia, el cual puede dar consejos y asesoramiento invaluable para realizar las técnicas de amamantamiento adecuadas. También puedes minimizar las probabilidades con estos consejos:
 
• Drena por completo la leche de los senos mientras amamantas.
 
• Permite que tu bebé vacíe por completo uno de los senos antes de cambiar al otro durante el amamantamiento.
 
• Cambia la posición que utilizas para amamantar entre una alimentación y otra.
 
• Asegúrate de que tu bebé se prenda en forma correcta durante el amamantamiento.
 
• Consulta precozmente ante la aparición de cualquiera de los signos mencionados.
 

En Clínica INDISA, nuestro equipo de profesionales estará contigo para acompañarte médica y humanamente en todo momento para resolver todas tus dudas. En Maternidad INDISA encontrarás todo lo que necesitas para sentirte como en casa, con la diferencia de que aquí tendrás a un equipo desplegado para apoyarte en todo momento.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter