X
Elige tu Centro Médico

Sucursal Providencia Sucursal Maipú
Reserva de horas Anular horas Telemedicina Mi Portal Buscador 1 Alertas
Buscador 1 Alertas

Parto Cesárea ¿Qué debo saber y que puedo esperar?

Parto Cesárea ¿Qué debo saber y que puedo esperar?

Contenidos

– Si estás embarazada, saber qué puede suceder durante y después de esta operación te ayudará a estar mucho más tranquila y preparada

 

La cesárea es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para el nacimiento de un bebé cuando el parto vaginal no es posible o existe un riesgo para la madre o el feto.  Aunque es una intervención segura, es importante conocer los diferentes aspectos que involucra, como el dolor asociado, los cuidados y la recuperación posoperatoria, para garantizar el bienestar de la madre y del recién nacido.

 

Primero que todo, en el parto por cesárea se realiza una incisión en el abdomen y útero de la madre para extraer al bebé. Este procedimiento, se lleva a cabo bajo anestesia regional o general, dependiendo del caso.

 

 

“Se suele utilizar la anestesia regional, ya que la paciente no se duerme y eso permite el apego. Esto, lo hacemos rutinariamente en la Clínica para que la madre pueda estar vivencialmente con su bebé. Ello, no puede ser posible con la anestesia general, ya que la paciente estará completamente dormida, además de que este tipo de anestesia solo se utiliza en casos de extrema urgencia o donde existe alguna imposibilidad o contraindicación al uso de anestesia regional”, explica el ginecólogo obstetra de Clínica INDISA, Dr. Marco Antonio Clavero.

 

¿Cuándo se realiza una cesárea?

 

Algunas mujeres solicitan tener a su primer hijo mediante una cesárea, ya que prefieren evitar el trabajo de parto o las posibles complicaciones de un parto vaginal. Por otro lado, se le recomienda a la madre un parto por cesárea en los siguientes casos:

 

  • El trabajo de parto no progresa normalmente: es uno de los motivos más comunes por los cuales se recurre a la cesárea.
  • Sufrimiento fetal: los cambios patológicos de los latidos cardiacos del bebé podrían provocar que la cesárea sea la opción más segura para evitar consecuencias que pueden afectar al bebé como, por ejemplo, padecer trastornos metabólicos o del desarrollo neurológico, entre otros.
  • El bebé se encuentra en una posición inusual: si el feto se encuentra en una posición incorrecta, esto puede dificultar o impedir el parto y poner en riesgo el bienestar fetal, por lo que se recomienda realizar cesárea.
  • Problema con la placenta: si la placenta cubre todo o parte del cuello uterino (placenta previa), se recomienda efectuar una cesárea, ya que un parto vaginal puede provocar sangrado intenso que podría ser muy grave para la madre y el bebé.
  • Problemas de salud de la madre: se podría recomendar practicar este procedimiento si la madre presenta ciertos problemas de salud, como una afección cardiaca grave o patología neurológica que lo contraindique.
  • Obstrucción al paso fetal: la presencia de un fibroma uterino grande, fractura pélvica o si el bebé tiene una afección que pueda hacer que su cabeza sea inusualmente grande (hidrocefalia grave), podrían ser motivos para llevar a cabo una cesárea
  • Ya haber realizado un parto por cesárea: es posible tener un parto vaginal después de una cesárea, si la causa de esta fue transitoria, pero muchos especialistas recomiendan repetir este procedimiento.

 

“Hay que entender que algunas mujeres embarazadas no saben que van a ser operadas, ya que se presentan muchas causas de cesárea que ocurren durante el trabajo de parto. Las madres llegan en trabajo de parto y aparece una situación que obliga a realizar una cesárea. Esto es parte del riesgo de cualquier mujer que está en trabajo de parto, por lo que se evalúa en el minuto qué es lo mejor para la seguridad de la madre y del bebé”, afirma el Dr. Clavero.

 

Luego de la operación es normal experimentar dolor y malestar en la zona de la incisión. Sin embargo, los avances en el manejo del dolor han permitido un mejor control de la incomodidad de la madre, mediante la administración de medicamentos y terapias complementarias.

 

Es común también experimentar fatiga y debilidad, por lo cual se recomienda descansar y una alimentación nutritiva para promover una recuperación óptima. Además, se sugiere evitar esfuerzos físicos y levantar objetos pesados durante, al menos, seis semanas. Es importante recalcar que cada mujer es única y la recuperación puede variar según cada caso.

 

Cabe recordar que este procedimiento quirúrgico está dentro del programa “Precio Conocido” que ofrece Clínica INDISA, donde los pacientes afiliados a Fonasa podrán conocer desde el momento de su admisión el valor final de su cuenta. Además, el paciente podrá obtener la bonificación correspondiente en Fonasa, y si tiene seguro complementario podrá beneficiarse de ese beneficio.

 

Clínica INDISA cuenta con un equipo médico altamente calificado para este y muchos procedimientos que requieren de la última tecnología, y con los mejores expertos, para brindar la mejor atención a sus pacientes tanto en Providencia como en Maipú.

Dr. Marco Clavero Perez

GINECOLOGÍA

Más información
Profesional no atiende en esta sucursal

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter