fbpx

Colon irritable

El colon irritable es un desorden muy frecuente que afecta entre un diez y veinte por ciento de la población, el cual se presenta periódicamente en las personas.
Es una enfermedad multicausal que se caracteriza por alteraciones en la percepción del dolor, inflamación microscópica, alteraciones de la motilidad intestinal, de la flora bacteriana y de la producción de gas. No es una enfermedad y tampoco es una causa para padecer cáncer de colon.
El principal síntoma es el malestar o dolor abdominal, que se manifiesta por la hinchazón de la zona. Se puede presentar con diarrea o constipación y sensación de evacuación incompleta. El colon irritable no provoca sangreamiento y en caso de presentarse debe dirigirse a su médico.
El cerebro y el intestino están comunicados por fibras nerviosas que controlan el funcionamiento del músculo intestinal y la percepción del dolor. Cuando hay períodos de estrés, comienza un movimiento desordenado del colon produciendo los síntomas de la enfermedad. Al bajar los niveles de estrés se puede controlar estos malestares.
El colon irritable es una enfermedad crónica intermitente que no es grave, pero sí molesta. Se recomienda aumentar la ingesta de líquidos, fibra y restringir algunos alimentos, además remedios para manejar el malestar y la diarrea. También se aconsejan terapias para reducir los niveles de estrés.
Existen algunas comidas que aumentan los síntomas como la cafeína (café, té, bebidas cola, chocolate), leche y sus derivados, y bebidas alcohólicas como la cerveza, champaña y vino. Se recomienda evitar alimentos que producen meteorismo como las legumbres, bebidas gaseosas y repollo. También, dejar el consumo de cigarrillos, ya que con la nicotina se agravan los síntomas.
Ante sangrado digestivo, baja de peso, dolor nocturno, antecedentes familiares de cáncer de colon, colitis ulceros o enfermedad de Crohn se debe recibir una evaluación médica a la brevedad.