fbpx

Conoce qué es el varicocele y cómo afectan a la fertilidad

Contenidos

El varicocele es la dilatación o agrandamiento de las venas que drenan el testículo. “Esta dilatación es producida por el defecto de unas válvulas ubicadas en el interior de dichas venas, lo cual favorece el reflujo de sangre venosa hacia el testículo”, explica el Dr. Germán Araya, urólogo de Clínica INDISA.

 

Esta es una causa frecuente de alteración en el movimiento y normalidad de los espermios, lo cual puede provocar esterilidad. Sin embargo, no hay que perder la calma, ya que todos los casos se pueden manifestar de manera diferente.

 

¿Qué tan común es el varicocele?

El padecer de esta condición puede ser más común de lo que se piensa. Se estima que su incidencia es de 10% a 15% en los hombres y es más frecuente en el testículo izquierdo, porque la vena que se encuentra en esta zona del cuerpo es más larga y está sometida a una mayor presión de sangre. Muchas veces se puede presentar de manera asintomática.

 

“Esta enfermedad tiende a aparecer durante la adolescencia y su diagnóstico varía de acuerdo a la severidad de los síntomas y de cuán precozmente consulte al urólogo”, puntualiza el especialista. Sin embargo, agrega que “solo el 10% de los casos presenta síntomas, ya que en la mayoría se desarrolla de manera silenciosa”.

 

La mayoría de los varicoceles se manifiestan con el tiempo, afortunadamente son fáciles de diagnosticar y en muchos casos no se necesita tratamiento. Si el varicocele causa síntomas se puede reparar quirúrgicamente.

 

Síntomas y diagnóstico de los varicoceles

Si bien no siempre se presentan síntomas, de todas maneras se debe estar atento. Los más frecuentes son dos:

 

Dolor testicular: raras veces puede causar dolor. Este se acentúa con el esfuerzo o con la bipedestación prolongada y puede:

 

– Variar entre un dolor agudo y una molestia leve

– Aumentar cuando estás de pie o haciendo esfuerzos físicos

– Disminuir si te acuestas mirando hacia arriba

 

La presencia de un aumento de volumen fluctuante de aspecto varicoso sobre el testículo. Esto ocurre en aquellos casos más severos. Si el varicocele aparece súbitamente en un hombre mayor, debe descartarse la presencia de un tumor renal.

 

La manera de diagnosticar esta patología es mediante un examen físico y la realización de un ecodopler testicular, recetado por un urólogo.

 

¿Cuándo consultar a un especialista?

Debido a que el varicocele generalmente no produce síntomas, podría detectarse durante una evaluación de fertilidad o en una exploración física de rutina.

 

Sin embargo, hay diversas afecciones que pueden provocar un bulto en el escroto o dolor testicular, algunas de las cuales deben tratarse de inmediato y hacer un diagnóstico diferencial, como por ejemplo:

 

• Dolor o inflamación en el escroto
• Aumento del volumen del escroto
• Testículos de diferente tamaño
• En caso de haber padecido varicocele cuando joven
 

 

Efectos en la fertilidad

Como era de esperar, “efectivamente esta patología puede producir alteraciones en la fertilidad, afectando principalmente el recuento y la movilidad de los espermios”, puntualiza el doctor.

 

Encogimiento del testículo afectado (atrofia): en ocasiones, a causa del varicocele, se dañan los túbulos del testículo que producen esperma y en este caso el testículo se encoge y ablanda.

• El funcionamiento incorrecto de las válvulas genera acumulación de sangre en las venas, causando una mayor presión en ellas y la exposición a toxinas en la sangre que pueden causar daño en los testículos.

Esterilidad: el varicocele podría mantener una alta temperatura dentro del testículo, lo cual afecta la formación, el movimiento (motilidad) y funcionamiento del esperma.

 

¿Cómo podemos tratar esta enfermedad?

Cuando el varicocele es pequeño, no requiere tratamiento. Sin embargo, si produce dolor, atrofia testicular o esterilidad, se recomienda un tratamiento para poder sobrellevar esta enfermedad.

 

Las vías más comunes para tratar los varicoceles:

 

Medicamentos: “Aquellos varicoceles más pequeños, poco sintomáticos y sin repercusión en la fertilidad, solo requieren tratamiento médico con analgésicos”, explica el urólogo Germán Araya.

 

Intervención quirúrgica: el propósito de la cirugía es sellar la vena afectada para redirigir el flujo sanguíneo hacia las venas normales. Es por esto que aquellos varicoceles de mayor tamaño, sintomáticos o con repercusión en la fertilidad que presentan un espermiograma alterado, requieren una varicocelectomía.

 

“Esta es una cirugía ambulatoria que consiste en ligar las venas varicosas que drenan el testículo. Posterior a la cirugía, se observa una mejoría del espermiograma en hasta un 70% de los casos”, afirma el especialista.

 

Cirugía laparoscópica: el cirujano hace una pequeña incisión en el abdomen y de esta manera podrá ver y reparar el varicocele. Por lo general, este procedimiento requiere anestesia general.

 

En todo tratamiento quirúrgico existen riesgos al momento de la reparación, sin embargo, en el caso del varicocele estos son:

 

• Acumulación de líquido alrededor de los testículos (hidrocele).
• Recurrencia de varicocele.
• Infección.
• Daños en una arteria espermática.

 

Preparación para la consulta de un especialista

La siguiente información te entregará variados tips para poder ir a la consulta del doctor preparado y para saber qué esperar del especialista que te atenderá:

 

• Anota todo síntoma que tengas, incluso los que parecen no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.

 

• Anota tu información personal más importante, aspectos que te generan mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida, ya que todo puede estar relacionado con la enfermedad.

 

• Es importante que realices una lista clara de todos los remedios, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.

 

Los pacientes en edad fértil con diagnóstico de varicocele requieren de un estudio de fertilidad mediante un espermiograma para poder comprobar su fertilidad y cómo esta condición puede causar dificultades al momento de querer tener hijos.

 

Este examen es fundamental, ya que entrega información fundamental para que el urólogo pueda tomar un plan de acción para entregarle el mejor tratamiento al paciente.

 

En Clínica INDISA contamos con un equipo de profesionales preparados y disponibles para enfrentar esta y otras condiciones urológicas, apoyando a nuestros pacientes desde el momento de la consulta hasta su tratamiento. El departamento de Urología también está apoyado por el Centro de Cirugía Robótica, en donde se pueden realizar procedimientos poco invasivos.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora de urología
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter