fbpx

¿Cómo calificas tu experiencia en nuestra página?

¡Gracias por tu respuesta!

¿En qué podemos mejorar?

¿Te gustaría dejarnos algún

comentario adicional? (Opcional)

ENVIAR

¡Muchas gracias!

Estamos trabajando para brindarte una mejor experiencia

¿Mindfulness mientras comes? Aprende qué es y de qué sirve.

¿Mindfulness mientras comes? Aprende qué es y de qué sirve.

Contenidos

– La Alimentación Consciente no es una dieta, sino un estilo de vida que busca lograr que las personas, mientras comen, estén dedicadas a eso, atentas a esta acción, escuchar las señales del cuerpo y lograr conectar la salud digestiva con el bienestar emocional.

 

El “Mindfulness” o “Atención Plena” es una técnica cada vez más utilizada en distintas instancias de la vida. Esta nueva tendencia consiste en desarrollar una disciplina mental que permite vivir cada momento con consciencia plena, estando completamente presente en el aquí y el ahora, soltando el juicio y aceptando la realidad tal cual es.

 

Por eso, se ha impulsado también el Mindful Eating o Alimentación Consciente, pues, como detalla la nutricionista de Clínica INDISA y experta en Mindfulness y Mindful Eating, Stephanie Kremer,  “la alimentación de las personas es una parte fundamental en su día a día. La idea de esta tendencia es que la persona cree una relación con la comida, tomando decisiones conscientes de su alimentación, ya que en general, gran parte de las determinaciones que tomamos en torno al acto de comer son en ´piloto automático´. Por lo tanto, esta práctica busca que nos acerquemos a la alimentación desde una mirada mucho más reflexiva y compasiva, comprendiendo que el comer va mucho más allá de seleccionar un alimento e ingerirlo”.

 

La Alimentación Consciente no es una dieta, sino que es aprender a ser conscientes del porqué se come, cuándo se come y cuánto se come, a través del autoconocimiento. Además, busca que la persona, a la hora de comer, esté completamente presente en el acto, comiendo la cantidad que su cuerpo le pide y dejando de hacerlo cuando se sienta satisfecha.

 

De esta forma, la persona logra estar más conectada a las necesidades de su cuerpo y también, a través de varias prácticas, logra aprender a responder a sus requerimientos emocionales, fomentando así su bienestar emocional.

 

 

Pero ¿Por qué es importante lograr esta consciencia plena mientras se come?

 

Como indica la nutricionista de INDISA, “cada vez hay más distracciones mientras se come: el uso de smartphones, la televisión, el computador, son elementos que impiden que la persona esté presente en el aquí y el ahora, en el tiempo de comida, interfiriendo con la práctica de atención plena que busca el disfrutar a través de los sentidos, como las texturas y sensaciones que generan los alimentos”.

 

 

La experta en Mindful Eating agrega que el comer de manera inconsciente desvincula de las sensaciones de hambre-saciedad, provocando que se coma más o menos de lo que realmente necesitamos.

Por otro lado, el acelerado ritmo de vida que llevamos también nos impide comer consciente (lento y disfrutando), sino que al contrario, genera que comamos más rápido. En general, el cuerpo tarda hasta 20 minutos en enviar la señal de saciedad del intestino al cerebro y, como efecto, podemos comer en exceso.

Además, Kremer indica que “las prácticas de atención plena pueden ser de gran ayuda para personas que sufren del ´comer por ansiedad´, ya que nos enseña a hacer elecciones conscientes de alimentos que favorezcan a nuestra salud, y a aprender a responder a las verdaderas necesidades del cuerpo, más que solo reaccionar ante las emociones”.

 

 

Indicaciones para comenzar a comer en forma consciente

Junto a la nutricionista Stephanie Kremer, entregamos algunas técnicas para aplicar desde ya, antes, durante y después de cada comida, y así empezar a implementar la técnica del Mindful Eating:

 

● Reconocer y diferenciar emociones antes de comer. No siempre es por hambre. Muchas veces son las emociones las que nos pueden llevar a comer (tristeza, aburrimiento, estrés, etc.). Se puede preguntar entonces: ¿de qué tengo hambre realmente?

 
● Darse el espacio en cada tiempo de comida enfocándose solo en comer y tomarse el tiempo para saborear cada alimento. Es decir, no hacer otra cosa como usar el celular o ver televisión mientras se come.

 

● Comer sentado y en una mesa.

 

● No llevar toda la comida a la mesa, sino que solo la porción a comer, habiendo chequeado antes cuánta hambre se tiene y servirse la porción que se cree que dejará satisfecho. Una buena herramienta para controlar las porciones es optar por servir el alimento en un plato más pequeño.

 

● Masticar varias veces antes de tragar, centrándose en saborear y disfrutar (ej.: 30 veces por cada bocado).

 

● Comer de manera lenta para darle tiempo al intestino de enviar la señal de saciedad al cerebro. Esto ayudará a evitar que se coma en exceso.

 

● Dejar el tenedor y el cuchillo después de cada bocado y no preparar el próximo mientras todavía se tiene la porción anterior en la boca.

 

● Si ya está satisfecho y aún tiene comida en el plato, déjela.

 

● Usar todos los sentidos para disfrutar la consistencia, la textura, el sabor y el olor de la comida.

 

● Disfrutar la instancia de comer.

 
 

 

Beneficios del Mindfulness Eating

 

De igual manera, la nutricionista de Clínica INDISA entrega un listado de beneficios para el organismo cuando se implementa esta técnica:

 

● Mejora hábitos alimenticios.

 

● Previene comportamientos alimentarios poco saludables, como los atracones.

 

● Posibilita disfrutar de manera plena la comida y la experiencia de comer.

 

● Ayuda a controlar el peso y beneficia a su pérdida. No es el fin del Mindful Eating, pero puede suceder.

 

● Ayuda a mejorar la relación con la comida, entendiendo que no hay manera correcta o incorrecta de comer, sino diferentes grados de consciencia sobre las comidas.

 

● Estas prácticas aumentan el autocuidado y la autoestima, pues hace que la persona opte por alimentos y conductas que promueven su bienestar físico y emocional.

 

● Aprender a responder de la manera correcta al impulso de “picotear”, entregando al cuerpo lo que realmente necesita (distraerse, hablar con alguien, hacer deporte etc.).

 

 

El Mindfulness es una práctica que es aplicable para todas las rutinas de nuestras vidas. Una de sus herramientas es la meditación, ya que ayuda a desarrollar una mayor consciencia en el día a día y a comenzar a observar sin prejuicio nuestros pensamientos, emociones y sensaciones físicas durante el día. “Por lo tanto, además de las recomendaciones del Mindful Eating, te invitamos a que comiences a meditar de manera diaria. Puedes comenzar realizando pequeñas meditaciones guiadas de tres minutos disponibles en internet. Lo importante es que lo hagas siempre a la misma hora y en una posición cómoda”, recomienda Stephanie Kremer.

 

Recuerda que Clínica INDISA cuenta con un Centro de Nutrición y Cirugía Metabólica, abocado a intervenir y propiciar cambios en los pacientes y sus hábitos alimentarios, desde las distintas áreas de acompañamiento, con el fin de que estos logren a través de su autocuidado, consciencia y bienestar físico, una mejora en su calidad de vida.

 


Stephanie Kremer
Nutricionista de Clínica INDISA.

Conoce nuestro equipo médico y

reserva tu hora Médica
Compartir en Redes Sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter